La vida profesional de todo atleta tiene un principio y un fin, de eso no hay duda. Y el momento en que deciden colgar los botones es prácticamente sagrado para los deportistas. Pero parece que para Vontae Davis no tiene ningún valor especial poner fin a su carrera en la NFL.

El esquinero de los Buffalo Bills decidió retirarse de los emparrillados, a mitad del juego de su equipo frente a Los Ángeles Chargers. El jugador ni siquiera esperó a que concluyera el encuentro. En el entretiempo habló con sus compañeros de la decisión que tomó. Obviamente que esto no cayó nada bien en el vestuario.

¡Jugador sin mano debuta en la NFL! [Video]

Durante el medio tiempo, Vontae Davis pidió la palabra junto a sus compañeros y le dio al anuncio de su retiro: “Se acabó para mí”, dijo y decidió ya no salir a jugar la segunda parte. Esto empezó como un rumor y más tarde lo confirmó el entrenador de los Bills, Sean McDermott.

En una entrevista posterior al juego, Lorenzo Alexander, uno de los capitanes de los Buffalo Bills, sacó su frustración por haber perdido 31-20 ante los Chargers y se mostró molesto por la forma en que Vontae decidió anunciar su retiro. Aseguró que eso fue una falta de respeto para la institución.

“Jamás en mi trayectoria había vivido algo así. Es una absoluta falta de respeto para todos. De pronto vamos saliendo al campo para la segunda mitad, preguntamos por él y nos dicen ‘ya se retiró'”, comentó Lorenzo Alexander.

Minutos depués de la derrota de los Buffalo Bills, Vontae Davis emitió un comunicado donde explicó los motivos de su apresurada decisión.

“No es como imaginé retirarme de la NFL. Durante mis 10 años he hecho todo para lo que mÍ cuerpo fue programado: salir a jugar. He pasado por muchas cirugías y jugado con múltiples lesiones, pero hoy en el campo la realidad me atropelló. No debo seguir jugando”, dijo Vontae.

Estos son los resultados de la Semana 2 de la NFL

Tras 10 años de carrera profesional, Vontae Davis será recordado por los seis años que estuvo con Indiannapolis Colts. De ahí se fue a los Miami Dolphins, donde permaneció tres más y para este 2018 llegó a los Bills, equipo que suma dos derrotas en el inicio de la NFL.