Jugador de Brasil da golpiza a recogebalones por celebrar un gol [Video]

La violencia en el futbol sigue apareciendo más de lo que se quisiera. El problema es mayor si se considera que los protagonistas son los propios futbolistas o gente involucrada...

La violencia en el futbol sigue apareciendo más de lo que se quisiera. El problema es mayor si se considera que los protagonistas son los propios futbolistas o gente involucrada directamente en el juego. Uno de estos casos ahora se vio en Brasil.

Celebrado en el Estadio Morenão, el clásico entre el Comercial y el Operario, dentro del campeonato Sul-Matogrossense, no terminó de la mejor manera. El encuentro había sido muy cerrado, al punto que llegaron a los minutos finales con un empate a ceros; sin embargo, el tanto de la diferencia llegaría al minuto 90 por parte del Comercial, provocando el festejo de la afición y de un recogepelotas que estaba en el campo, Tadeu Francisco.

La felicidad de Tadeu, joven de 19 años, terminaría unos instantes después, ya que el jugador Jeferson Reis (y otros integrantes del equipo), quien estaba en el banco de suplentes, corrió hacia él, lo derribó y comenzó a golpearlo fuertemente en el rostro, hasta que algunos compañeros, jugadores del Comercial y el cuerpo arbitral se acercaron para separarlo del chico.

Tras haber lastimado a Francisco, el jugador del Operario se fue trotando (suponemos que a los vestidores), pero mientras cruzaba la cancha un futbolista rival intentó agredirlo, reavivando los ánimos de nuevo, al punto de que parecía posible que se iniciara una batalla campal, que al final no llegó.

Al campo tuvieron que entrar elementos de la policía para que toda la situación se calmara por completo.

En las imágenes se puede ver que el recogebalones sangraba de la nariz, por lo que después se confirmó una fractura, además de otras lesiones provocadas por los golpes de Jeferson Reis.

Las consecuencias para el jugador del Operario no tardarían en llegar y en una conferencia de prensa el presidente del club, habría confirmado la separación de Reis del equipo, además de otro elemento del club.

Esta acción es una de las varias que se han presentado en el futbol sudamericano en las últimas semanas, afortunadamente esta vez no se hicieron presentes armas amenazando directores técnicos o jugadores golpeando a los árbitros de manera brutal.

Sin embargo, queda claro que aunque no haya pasado a mayores, este tipo de cosas no deberían suceder alrededor del deporte más famoso del mundo, ni de ningún otro.