El tener un buen paso por el basquetbol colegial, ser seleccionado en un draft de la NBA, tener experiencia como jugador en el basquetbol europeo y ser All American es un buen currículum para un prospecto que busca una oportunidad en el NBA Summer League, el problema para Calvin Roberts es que tiene 61 años de edad.

Roberts fue seleccionado por los Spurs en 1980, además estuvo presente en los campamentos de los San Diego Clippers y los Atlanta Hawks en la NBA antes de seguir su carrera en la Liga Profesional de Basquetbol en España, posteriormente se retiró en 1999 cuando no encontró acomodo en ningún equipo, en ese entonces tenía 43 años.

NBA Summer League, retorno, 61 años, Calvin Roberts

Casi dos décadas después, el veterano jugador retoma su sueño de la NBA. Tras entrenarse físicamente y demostrar que tiene aún la calidad de disparo que en sus mejores tiempos, Roberts envió cartas a los Hawks, Spurs, Clippers y hasta Lakers buscando una oportunidad en la liga de verano, sin embargo no encontró respuesta.

En ese lapso de tiempo, visitó entrenamiento, miró juegos y se dio a conocer buscando que alguna franquicia se interesara. Mientras los días avanzaban, el trabajo de gimnasio aumentó y logró tener un físico envidiable para alguien de su edad. Poco valió la pena (más allá de su salud).

NBA Summer League, retorno, 61 años, Calvin Roberts

“Siento que me falta algo que debí finalizar hace mucho tiempo, ahora tengo la oportunidad de alcanzar algo que nadie nunca ha hecho”, comentó Calvin Roberts a SBNation previo al Summer League de la NBA. 

Hoy el torneo terminó, la oportunidad de mantenerse en el foco de atención gracias a la cobertura que medios en Estados Unidos como ESPN le dieron a su historia se desvaneció, pero el sueño de Calvin Roberts no ha muerto, aunque pasen más años él seguirá buscándolo y con ello convertirse en el jugador más longevo que haya pisado una duela de la NBA.