Link copiado al portapapeles
#Futbol

José Saturnino Cardozo, el Príncipe Guaraní que conquistó México


Diciembre de 1994 marcó un antes y un después para el futbol mexicano. En ese momento nadie supo la calidad de jugador que había llegado, pero a 24 años de pisar México hoy añoramos a un delantero que marcó una época, a una ‘bestia’ dentro del área, al ‘príncipe’ de Paraguay. Hoy extrañamos y hablamos de José Saturnino Cardozo.

Quien diga que no disfrutó de ver a Cardozo en las canchas está mintiendo, a menos que no lo haya visto, claro. Y es que el delantero sudamericano se ganó el respeto de todos aquellos que jugaron con y contra él.

Lee más: Toluca y su época reciente, los motivos que lo hacen un “gigante”

Los Diablos trajeron a Cardozo cuando el equipo choricero estaba en una época de crisis, buscando pelear más por no descender que viendo hacia arriba y él se encargó de cambiar la historia del cuadro rojo para siempre. Su primer año, algunos recordarán, no fue sencillo. Una lesión en la rodilla lo alejó 12 meses del futbol y parecía que ese chico de 23 años estaba destinado al fracaso. Sin embargo, el conjunto mexiquense hizo lo que pocos hubieran pensado: confiar en él. Esa, quizá, sea la decisión más importante en muchas décadas.

Después de que en 1997 Enrique Meza le diera la confianza total, Cardozo explotó su talento y comenzó a hacer goles de una manera insultante. Durante una década con Toluca, el Príncipe Guaraní no se cansó de ‘burlarse’ de las defensas y de marcar el ritmo del futbol mexicano. Durante 10 años la hoy Liga MX bailó al ritmo paraguayo de José Saturnino.

En la actualidad los campeonatos de goleo se ganan con 10, 11, 12 o máximo 15 anotaciones. Eso era de risa para Cardozo. Basta con recordar sus 29 goles en 19 jornadas (sí, torneo corto) que hizo en el Apertura 2002. Durante ese semestre el delantero paraguayo firmó lo que hasta estos días lo mantienen como una leyenda viva, pues además de esa casi treintena de goles en fase regular, José se encargó de meter siete más en liguilla, para un total de 36. Una verdadera locura. Y, por si fuera poco, remató con el campeonato.

Los recursos de Saturnino en la zona de definición eran demasiados. Aficionados, ‘especialistas’ y todo aquel que lo vio jugador sabe perfectamente que Cardozo era un fuera de serie. Muchos de sus goles, perdonen la expresión, no tuvieron madre. Era un lujo ver ese Toluca dominante que fabricó junto a Cristante, Vicente Sánchez y Sinha, ¿alguien lo puede negar?

Hasta este punto queda claro que, probablemente, el futbol mexicano le quedó muy chico al Príncipe Guaraní y, aunque no dio el salto a nivel internacional, sus números de la temporada 2002-2003 fueron de clase mundial. Considerando el Apertura 2002 y Clausura 2003, el Diablo Mayor se lució con 58 goles, mismos que le sirvieron para ser reconocido como el Máximo Goleador Mundial de Primera División, de acuerdo a la IFFHS. Hasta hoy esa marca se mantiene. Ni Lionel Messi ni Cristiano Ronaldo, que se han cansado de anotar allá donde se paran, han logrado superar al Príncipe Guaraní. Eso habla todo de él.

Han pasado casi 13 años (Clausura 2005) desde que México vio por última vez a Cardozo. En su mochila de récords carga insignias como ser el máximo anotador del Toluca (249 goles), el cuarto mejor anotador en la historia del futbol mexicano, cuatro campeonatos de goleo (Verano 98, Verano 99, Apertura 2002 y Clausura 2003) y la misma cantidad de títulos de liga.

Desde la ida de José Saturnino México no ha vuelto a tener un delantero como él y parece que falta mucho para que alguien siquiera le pueda hacer sombra a todo lo que conquistó el paraguayo. Toluca disfrutó sus goles, todos los equipos de la liga mexicana lo sufrieron, pero sin duda el que más ganó fue el público por poder verlo.

José Saturnino Cardozo, México te sigue extrañando.

Link copiado al portapapeles

Israel Rangel

Periodista, fanático y aprendiz de deportes. Aficionado ferviente de Atlante, Diablos Rojos del México, Real Madrid y Roger Federer ¿Quejas o sugerencias? ¡Bienvenidas sean! @Is_Ran2106