De la gloria al olvido… ¡Y en la cárcel!

Ese podría ser el destino de Joaquín Reyes Chávez, de 40 años y exjugador de Santos Laguna, quien tras ser detenido el 17 de octubre por la Policía Investigadora de Delitos, esta semana fue vinculado a proceso por el delito de fraude. 

Arrestan a exjugador de Santos en la Laguna

Según el portal de Multimedios, en la audiencia se aseguró que había elementos suficientes para culpar a Reyes Chávez y acusarlo de no pagar 500 mil pesos a una empresa de Gómez Palacio, Durango, por la compra de equipo de gimnasio, “por lo que tendrá que esperar que su defensa legal solicite la revisión de este proceso”.

El exfutbolista continuará en el Cereso No. 1 de Durango mientras las investigaciones se lleven a cabo y hasta que el juicio final llegue.

No es la primera vez que futbolistas han pisado la cárcel, acá te dejamos un recuento de varios casos.

Christian Bermúdez

Apenas a finales de septiembre este año, tras no lograr un acuerdo con su exesposa, El Hobbit ingresó al Reclusorio Norte de la Ciudad de México por no pagar la pensión alimenticia de sus hijos ¡desde el 2014!

Adam Johnson

El inglés se declaró culpable de haber mantenido relaciones sexuales con una menor de edad, por lo que fue sentenciado a seis años de cárcel.

Omar Ortiz

Desde enero del 2012, El Gato está en la prisión de Cadereyta. El exportero no tuvo derecho a fianza debido a que fue condenado por secuestro. Según El Sol de México, una de sus víctimas fue el esposo de Gloria Trevi.

Rene Higuita

Todo comenzó en 1991, cuando afirmó que era amigo del capo Pablo Escobar. Dos años más tarde fue vinculado en un secuestro, arresto que influiría por presuntos nexos con el narcotraficante. Debido a este caso tuvo que estar seis meses en la cárcel Nacional Modelo de Bogotá, Colombia.

Aurelio Rivera

Conocido también como El Coreano pasó casi dos años en la cárcel por atropellar a dos ciclistas, el exfutbolista conducía borracho.

Aaron Hernandez

Ya sabemos que es jugador de futbol americano, pero igual quisimos incluirlo. Arrestado en junio de 2013, luego de dos años de juicio fue condenado a cadena perpetua por el asesinato de Odin Lloyd y sin derecho a libertad condicional. El año pasado fue encontrado colgado y sin vida en su celda.