Un día que jamás se olvidará. Jurarse amor eterno frente a todos sus seres queridos era algo que debía ser recordado con una sonrisa en el rostro y no con el lamento de saber que fue la última vez que se iban a ver. Una boda contrae nostalgia y un sin fin de emociones, era el sueño hecho realidad y muy probablemente Joao Maleck acabó con esa ilusión.

Te recomendamos: Futbolista choca y mata a dos personas [VIDEO]

Su altura y gran habilidad para quitarse a rivales de encima llevaron al delantero mexicano de origen camerunés al balompié español, donde el Sevilla B apostó por él, a pesar de afrontar una lesión que lo dejó fuera de prácticamente toda la temporada y que lo privó de viajar con el Tri Sub-20, que disputó el Mundial en Polonia.

Oribe ‘explota’ contra el Tata Martino y lo pone en su lugar

Horas antes de la tragedia

La noche del sábado 22 de junio se vivieron dos contrastes. Por un lado, en redes sociales circularon videos e imágenes donde se observa a Joao Maleck en una fiesta con varios amigos. Por el otro, en alguna iglesia de Guadalajara, María Fernanda Álvarez y Alejandro Castro se casaron y el futuro parecía promisorio. La pareja planeaba realizar el festejo un día después, pero la vida les tenía deparado otro destino.

Alrededor de las 9 de la mañana del domingo 23 de junio, un Mustang y un Aveo estaban destrozados tras un accidente ocurrido en la Avenida Tepeyac y la Calle Playa de Hornos, en Zapopan, Jalisco. Joao Maleck estuvo involucrado en el incidente y de acuerdo con varios reportes condujo a 160 kilómetros por hora.

Las autoridades iniciaron las investigaciones por el posible delito de homicidio culposo, pues la pareja de recién casados murió de forma instantánea tras el impacto tan fuerte que le provocó desnucamiento.

Amigos cercanos a los fallecidos confirmaron que un día antes se habían casado, otros más exigen que se haga justicia por la presunta irresponsabilidad de la joven promesa del futbol mexicano.

Promesa del taekwondo muere a causa de cáncer

Alejandro tenía 33 años y era Licenciado en Pedagogía, mientras que María Fernanda era Licenciada en Ciencias de la Comunicación. Sus familiares buscan encontrar al culpable y muy probablemente Joao Maleck tenga que pagar por sus actos, pero eso ya le toca a las autoridades. De momento, el atacante de 20 años se encuentra internado en un hospital privado y en un lapso máximo de 48 horas se deberá conocer su situación legal.

Y por si te lo perdiste, mira el equipo de Ascenso en el que podría terminar Humberto Suazo: