No todas son buenas noticias en el seno de Coapa. Ganar dos Clásicos a Chivas en menos de una semana por supuesto que incrementó la confianza y calmó las críticas. Las lesiones y la llegada tardía de los refuerzos mermaron al campeón el futbol mexicano en el inicio de torneo y eso complicó los resultados. Cuatro derrotas en apenas la mitad del certamen pusieron al Piojo Herrera ante su peor semestre al frente del América.

Pero vencer en dos ocasiones al rival odiado cambió el panorama, pero no para todos pues uno de sus jugadores más importantes podría tener los días contados en el club por su fragilidad. Hablamos del francés, Jérémy Ménez, delantero francés que ha pasado más tiempo lesionado que en la canchas desde que arribó a México.

Piojo Herrera dejaría al América por dirigir en Europa

El galo ha quedado a deber una vez  más. En su primer torneo la altura le pesó a un futbolista que vino a menos con el paso de los años. Su visión de juego enamoró a la afición americanista, a pesar de que en la Liguilla del Clausura 2018 erró un penal que a la postre significó la eliminación de los capitalinos en manos de Santos.

Para el Apertura 2018 y tras seis meses de acoplamiento la ilusión de ver a Ménez se quedó en olvido con la lesión que sufrió en pretemporada. El América salió campeón y en los festejos estuvo el francés, aunque se quedó con las ganas de ser parte fundamental en el título 13.  Su regreso era esperado pero las molestias no terminan por dejarlo en paz y por ello la directiva, encabezada por Santiago Baños, busca su salida inmediata del club.

https://www.youtube.com/watch?v=PVgBfv-_iwI

De acuerdo con información de Récord, la gota que derramó el vaso fue la no inclusión de Jérémy para disputar el Clásico de liga del pasado sábado, por una sobrecarga muscular en el muslo. El cuerpo médico azulcrema dijo que no era de consideración, pero sus constantes lesiones hacen pensar en un cambio.

¿Por qué el Piojo Herrera es el técnico perfecto para el América?

Al europeo le quedan seis meses más de contrato, pero su adiós vendría desde ya a petición de Emilio Azcárraga, quien según el medio citado anteriormente ya se cansó de hacer tantos corajes por culpa del galo.