La ilusión se esfumó una vez más. De nueva cuenta, el América fue el verdugo. Pero algo cambió, Cruz Azul no cayó como siempre, lo hizo con mejor futbol y con carácter. Y aunque muchos dirán que resultó ser la misma historia de siempre, esa pequeña chispa que dejó la Máquina puede servir para que Pedro Caixinha se motive a conseguir el título en el Apertura 2019.

En los últimos días se rumoró que Juan Escobar, defensa paraguayo de Cerro Porteño y Pol Fernández, mediocampista argentino de Racing Club, serán los primeros refuerzos del club para encarar el siguiente torneo.

Ángel Mena sigue con filosofía de Cruz Azul: le promete a la afición el título

Como ya es costumbre, Ricardo Peláez quiere dejar armado el equipo para cuando regresen de vacaciones (12 de junio). Y para entonces, lo Noria podría tener de regreso a su hijo pródigo.

De acuerdo con información de El Universal, Cruz Azul estaría en pláticas con Tigres para preparar el regreso de Javier Aquino.

Aunque el volante mexicano parece estar cómodo en la Sultana de Norte, uno siempre quiere volver al lugar donde siempre fue feliz. Y con 29 años de edad, el futbolista oaxaqueño podría regresar a la capital para ponerse bajo las órdenes de Pedro Caixinha.

Si algo le falta a Cruz Azul es un fichaje ganador. Y a eso nos referimos con un jugador que ya haya ganado títulos, sobre todo el de liga, uno que se le niega a los cementeros desde los últimos 22 años.

Javier Aquino Campeón Tigres Los Pleyers

Javier Aquino con un título de liga conseguido con Tigres. (Imagen: Marca)

El mexicano comenzó su carrera con los Celestes en el Torneo Apertura 2010. Enrique Meza le dio la oportunidad de cumplir su sueño y de inmediato se afianzó como titular indiscutible.

Al ser un elemento importante, Aquino despertó el interés de varios clubes del Viejo Continente. Al final su gran oportunidad llegó en el futbol español y tiempo después el Tuca Ferretti decidió regresarlo para que ahora vistiera la camiseta de Tigres.

PUUUM: ¡Jesús Corona dejaría a Cruz Azul!

El Apertura 2015 marcó su retorno y lo hizo en plan grande. Se volvió pieza clave en el esquema del técnico brasileño y se alzó con los trofeos de liga en 2015, 2016 y 2017, además de dos títulos de Campeón de Campeones.