Los Tampa Bay Bucaneers han tenido un arranque de temporada espectacular. Ryan Fitzpatrick ha suplido mejor de lo que se esperaba a Jameis Winston, quien enfrenta una sanción de tres partidos por violar las políticas de conducta de la NFL. ¿Y por qué? Porque tocó inapropiadamente a una conductora de Uber, quien ha procedido a demandarlo por acoso sexual.

Escándalo en la NBA por casos de acoso sexual

Kate P, conductora de Uber, decidió presentar la demanda contra Jameis Winston, después de que el quaterback le ofreciera “una disculpa hueca” tras la sanción que le impuso la NFL.

De acuerdo a la información publicada por diversos medios estadounidenses, la demanda describe que mientras esperaban frente al restaurante Los Betos en Scottsdale, Arizona, en marzo de 2016, Jameis Winston fue “beligerante”, ya que “puso agresivo y comenzó a gritar obscenidades a los peatones”. Después, se “inclinó hacia ella”y “puso sus dedos entre las piernas de la conductora y presionó con firmeza su vagina por encima de sus pantalones de yoga”.

Jameis Winston, Acoso Sexual, Tampa Bay Bucaneers, NFL

(Imagen: Getty Images)

La mujer miró a Jameis Wintson, luego abajo a su mano y respondió, “¿Qué estás haciendo”, antes de que Winston retirara su mano. Inmediatamente, la conductora intentó llamar a su novio antes de enviarle una serie de mensajes de texto. En ellos, le narraba lo que había pasado y que se sentía muy desconcertada por la situación.

Kate no levantó ningún tipo de demanda en ese momento, sino que reportó el incidente a Uber. La empresa que se puso en contacto con Winston, quien dijo que el día del incidente hubo otros pasajeros en el vehículo. Sin embargo, la investigación realizada por la NFL de ocho meses reveló que la conducta del quaterback fue inapropiada y le impuso la sanción de tres partidos.

En la demanda impuesta, Kate busca 75 mil dólares para los gastos de terapias a futuro por estrés emocional. Ni es a primera vez que Jameis Winston se ve involucrado en problemas legales. En 2012 fue acusado de abuso sexual, también por posesión de arma de fuego ese mismo año y una más por robo en 2013.

Los Texans enfrentan demanda por acoso sexual a ex empleada

Erica Kinsman, acusó al mariscal de campo de agredirla sexualmente en 2012, cuando aún era estudiante en la Universidad de Florida State, y presentó una demanda civil contra él. Winston nunca fue acusado legalmente y la universidad decidió que no existía suficiente evidencia para decir que Jameis Winston violó el código de conducta de la escuela.

Esta semana se cumple el tercer partido de suspensión de Winston. Podría regresar a los emparrillados en la semana 4, cuando los Tampa Bay Bucaneers enfrenten a los Chicago Bears.