Subcampeón del Mundo deja el futbol por problemas de salud

Subcampeón del Mundo deja el futbol por problemas cardiacos. Ivan Strinic tendrá que poner en pausa su carrera futbolística
(Imagen: Getty Images)

Imaginen pasar de un gesta como llegar a una final de Copa del Mundo, a tener que dejar el futbol porque tu corazón así lo necesita. Ese es el caso de Ivan Strinic, que ha tenido que poner en pausa su carrera para poder recuperarse de un mal cardiaco.

Ivan Strinic, de 31 años, fue titular en 6 de los siete partidos que disputó Croacia en el Mundial de Rusia 2018. Fueron la sensación de la Copa del Mundo, y, a pesar de perder la final 4 a 2, dejaron una buena imagen y un buen recuerdo en la afición.

Antes del Mundial, el legendario AC Milán se había hecho con sus servicios. Su paso por el Napoli, pero sobre todo, por la Sampdoria le bastó para llegar a la escuadra rossonera. Parecía que sería el titular por su banda, pero una jugarreta del destino le evitará poder debutar con la escuadra lombarda.

(Imagen: Getty Images)

Y es que el Milán ha publicado un comunicado en el que da a conocer la situación por la que atraviesa Ivan Strinic:

“Durante unas pruebas médicas rutinarias, que se hacen para todos los deportistas profesionales de Italia, se encontró que Ivan Strinic sufre principios de hipertrofia en el músculo cardíaco, que harán que necesite nuevas pruebas después de un tiempo de descanso”.

El jugador croata, ha sido 41 veces internacional por la Selección Nacional de Croacia. Tras un buen andar por la liga de su país con el Hajduk Split, se fue a Ucrania a jugar con el Dnipro. Llegó a la liga italiana desde 2015 cuando llegó al Nápoles. La pasada temporada jugó en la Sampdoria y este año ha llegado con la carta de libertad a Milan.

El propio Strinic anunció su llegada al Milán: “Ahora que ha terminado el campeonato puedo decir que ya no soy jugador de la Sampdoria. He firmado un contrato de tres años por el Milan. Probablemente el club lo anunciará después del Mundial.”

(Imagen: Getty Images)

Ivan Strinic afirmó: “Cuando un jugador termina contrato, un club tiene dos opciones: pedirle que dé lo máximo o decidir no hacerle jugar más, Por ello en estos seis últimos meses solo entré en el campo en tres partidos. El Milán me quería ya cuando yo estaba en el Napoli y me esperó. Me dijo muchas veces que no importaba si estaba jugando poco. Es bonito, igual como será grande entrar a formar parte de la historia de este club”.

Ojalá pronto pueda volver, completamente recuperado.

 

Publicidad