¿Quieres ganar dinero en apuestas deportivas? La Inteligencia Artificial lo hace por ti

Ganar dinero en las apuestas deportivas nunca fue tan sencillo.
El mundo de las apuestas agarró cierta fama en los últimos años | Fuente: Los Pleyers

Cuando salgas a la calle mira a tu alrededor. Verás personas de todo tipo: altos, de estatura baja o promedio; tez blanca, morena, etc. Si eres observador, quizás notes que algunos tendrán ojeras, eso es porque probablemente pasaron toda la noche anterior pegados a una computadora o un celular.

La mayoría usa estos artefactos para perder el tiempo, pero hay quienes aprovechan hasta el último segundo para sacar números y estadísticas, o lo que es mejor, seguramente diseñaron algo que hace el trabajo por ellos. Y la razón no es otra que lo que está de moda: apostar en línea.

El truco

Conforme pasan los años la tecnología avanza a un ritmo que no vemos, pero que resulta impresionante cuando nos metemos de lleno a un tema que implica Inteligencia Artificial (IA).

Robots intentan jugar futbol, una prueba más de la inteligencia artificial | Fuente: Getty

El principio de las apuestas deportivas es sencillo: le metes dinero a un partido y esperas el resultado para saber si ganaste o fallaste en el intento, es simple. El verdadero truco está en hacer la predicción correcta, lo cual ya no tiene nada de fácil.

Aquí es donde entra la IA, una rama de la informática que se dedica a imitar diferentes procesos de la inteligencia humana. Esto quiere decir que las computadoras pueden simular el aprendizaje y el razonamiento, entre otras funciones. Es gracias a ella que los casinos y las casas de apuestas tienen tanto éxito.

Lo que para muchos es un vicio, otros lo ven como fuente de ingreso. Y la pregunta que muchos se hacen es ¿cómo se puede ganar dinero tan fácil con el deporte como medio? La respuesta es simple: algoritmos.

El hilo negro

Para triunfar en el mundo de las quinielas es necesario calcular las probabilidades de que cierto equipo o atleta triunfe, de acuerdo a su desempeño. La Inteligencia Artificial permite cimentar el mejor algoritmo para así obtener ganancias exorbitantes con las apuestas deportivas.

Es momento de decirlo, no existe una fórmula mágica que te volverá invencible por una sencilla razón: el deporte es impredecible. Así como el Real Madrid le ganó por goleada al Barcelona, una semana después puede caer contra el peor equipo de España. Así funciona y no existe forma de calcular todo sin ninguna probabilidad de error.

Predecir el resultado de un partido implica analizar muchísimos datos: el posicionamiento de cada equipo en la tabla general, sus últimos resultados, estadísticas históricas de éxito y fracaso, rachas, entre otras cosas.

Quienes iniciaron en el mundo de las apuestas se dieron cuenta que se trata de una actividad difícil; requiere una mente aguda, dedicada y perseverante. Es pasar largas horas en la búsqueda de información, organización de hojas de cálculo; montar bases de datos y poner a prueba el modelo, conscientes de que se tendrá que probar y comprobar hasta crear algo lo más eficaz posible.

Ahora imaginen que existe una máquina que les ahorra todo este proceso; justo así funciona la Inteligencia Artificial.

Las casas de apuestas podrán tener a las mentes más brillantes trabajando para ellos cada día, pero toda su eficacia se la deben a la tecnología.

En el campo de la IA, los algoritmos que cuentan con una base sólida de investigación pueden realizar el análisis más complicado e imposible que te puedas imaginar. Y lo mejor es que la predicción es mil veces más precisa que la del ser humano si los jugadores analizados se mantienen igual en todas las estadísticas (como Messi, Federer o Michael Jordan).

Los mejores algoritmos

Algunas de las casas de apuestas más reconocidas en el mundo son BET365, 888Sport o Bwin. Su éxito se debe a que manipulan las probabilidades para ponerlas en tu contra; ellos se aseguran de que creas que todo está a tu favor, aunque en realidad no es así. Si pensabas que todo esto lo lograron con puro equipo humano, pues quizás después de haber leído este texto te darás cuenta de que no es así.

Página oficial de BET365 | Fuente: Captura de pantalla

Aún así hay quienes lograron corromper el sistema. Lisandro Kaunitz, investigador de la Universidad de Tokio (Japón), formó un equipo que descubrió la fórmula para ganar dinero constantemente en el mercado de apuestas en línea para el futbol. Su éxito llegó a tal grado que en cuanto los corredores se dieron cuenta de sus logros les impidieron seguir adelante.

Antes de revelar la estrategia, hay que resaltar que las casas de apuestas trabajan duro para calcular las probabilidades más exactas posibles. Por lo general emplean equipos estadísticos (IA), con los que desarrollan modelos sofisticados para determinar las probabilidades que tendrá cada partido.

Lisandro Kaunitz, la mente maestra | Fuente: lisandrokaunitz.com

Pero todo en esta vida tiene su punto débil. El de estas mentes radica en cómo cubren sus apuestas para protegerse contra la opción de grandes recompensas. Para que quede más claro, cuando dos equipos se enfrentan en un partido de futbol, las casas de apuesta establecen probabilidades de que cada conjunto gane, pierda o se produzca un empate.

Muchas veces un gran número de personas mete dinero por razones que nada tienen que ver con estadísticas; puede que solo se trate de su club favorito. En ese caso, la casa de apuesta está expuesta a tener que cubrir un gran pago si se produce el resultado.

Para minimizar ese riesgo, los sitios ofrecen cuotas más favorables para el rival opuesto. De esta forma atraen gente que ayuda a cubrir algunas pérdidas. A raíz de esto, Kaunitz afirmó que este proceso crea una oportunidad para cualquiera que logre detectarlo.

El método es sencillo. Asumieron que las casas de apuestas cuentan con una Inteligencia Artificial privilegiada y por ende los premios que otorgan son un reflejo preciso de las posibilidades reales de ganar, empatar o perder. A partir de ahí, crearon un rastreador web que los ayudó a sacar el promedio de las probabilidades que ofrecen todas las casas de apuestas. Esto les brindó un reflejo real para poder meter dinero.

Luego optaron por las opciones más atípicas, esas que se presentan una vez cada mes. Antes de meterle dinero real lo probaron con un historial de 10 años de datos y los resultados de 479 mil 440 partidos de futbol disputados entre 2005 y 2015. Esta simulación les retribuyó en un 44%.

“Para una cantidad imaginaria de 50 euros por apuesta, las ganancias generadas serían de 98.865 euros en un total de 56.435 apuestas”, expresaron.

Luego decidieron realizar una simulación más realista. Colocaron las apuestas en cuotas disponibles de una a cinco horas antes del comienzo de cada partido; los resultados fueron aún mejores. Gracias a la Inteligencia Artificial encontraron el talón de Aquiles en la industria y lo explotaron a placer; lo malo vino cuando los de arriba se percataron de la pérdidas.

“Aunque jugamos de acuerdo a las reglas de la industria de las apuestas deportivas, unos meses después de que empezáramos a apostar con dinero real, los corredores de apuestas empezaron a limitar nuestras cuentas drásticamente”, señaló el grupo de investigación.

Limitaron las cantidades que podían apostar o sugerían una “inspección manual” antes de aceptar la apuesta. Bajo esa circunstancias el equipo se bajó del barco. Kaunitz aseveró que esta práctica podría considerarse ilegal.

“Hacer publicidad de productos o servicios con la intención de no venderlos según lo anunciado, o publicitar bienes o servicios sin la intención de satisfacer una demanda razonablemente esperable pero con la intención de atraer al cliente a comprar otro producto (una práctica a menudo llamada publicidad de ‘cebo’ o ‘cebo y recambio’), se considera publicidad falsa y conlleva sanciones monetarias en el Reino Unido, Australia y los Estados Unidos de América”, denunció.

Al final, todo se trató de construir un modelo arropado en la Inteligencia Artificial más eficaz que el que tienen los grandes corporativos.

La IA no es perfecta

Todo indica a que ganar apuestas deportivas es mucho más fácil con el uso de algoritmos de Inteligencia Artificial, pero aún así hay algunos campos que la IA aún no puede explorar.

La emociones todavía se salvan del mundo cibernético | Fuente: Getty

Como lo dijimos anteriormente, es imposible medir cosas como la motivación de atleta, pues es muy probable que cambie de un segundo a otro. Este tipo de información no la procesa un robot o un software. Otra cosa que tampoco se puede valorar son los factores ambientales como la temperatura o la humedad, las cuales también producen un cambio en los deportistas.

Por ejemplo, una empresa en el Reino Unido utilizó redes neuronales profundas para predecir el ganador de juego de futbol. Pese a ello. no pudieron prescindir de la mano humana porque requirieron analistas de carne y hueso para hacer las predicciones aún más precisas.

Con esto podemos asegurar una cosa: las apuestas deportivas demuestran que al día de hoy la inteligencia artificial aún está lejos de superar a la calidad humana.

Páginas exitosas

Si ni con todo el speech que te aventamos no te atreves a crear un algoritmo, no te preocupes, hoy en día existen páginas como OddsShark e Invictus, calculadoras de apuestas deportivas que se arroparon en la IA para revisar pronósticos y realizar una apuesta segura.

Invictus presume ser el primer algoritmo para ganar apuestas deportivas | Fuente: Captura página oficial

Estos sitios cuentan con complejos algoritmos que intentan predecir los resultados exactos de cada encuentro y además te dicen dónde te conviene poner en juego tu dinero.

Y por si te lo perdiste:

Fuente