Muchas veces se ha hablado del rumbo que pudo tomar el ícono mexicano en el Real Madrid, Hugo Sánchez, tras su salida del Atlético de Madrid, camino que lo pudo llevar al Barcelona.

Hugo Sánchez entre los 100 mejores futbolistas de la historia

Las pláticas ya habían comenzado, las negociaciones estaban avanzadas entre la directiva colchonera y la del Barça. Los de Cataluña de verdad querían al goleador mexicano, pero una persona dentro del equipo fue la que impidió el traspaso: Terry Venables, el entonces director técnico del club. La razón que dio fue simple: “Me llamaron y me dijeron que el nuevo entrenador del Barça no conocía a Hugo Sánchez y prefería a Steve Archibald, delantero del Tottenham. El equipo prefirió, como siempre, hacer caso al entrenador y se equivocó. Hugo, tras otra gran temporada con el Atlético, acabó fichando por el club de la Castellana, con el que ganó cinco ligas consecutivas”, señaló Josep María Minguella, representante de futbolistas.

En varias entrevistas el mexicano ha declarado que sí pudo llegar al Barcelona, sin embargo, agradece que los del Atlético le hayan cumplido el sueño de jugar con el equipo de sus amores: El Real Madrid “porque ahí se concentraban los mejores jugadores del mundo. Tuve que hacer méritos para que se fijaran en mí y afortunadamente así sucedió, aunque también hubo el riesgo de que fichara por el Barcelona“.

Afición del Atlético de Madrid no quiere a Hugo Sánchez en su nuevo estadio

A pesar de esto, a pregunta expresa de que si hubiera jugado con el Barcelona, el delantero entró en controversia durante un programa de televisión pues aceptó que si lo hubiera hecho tras jugar con el Real Madrid “siempre y cuando me hubieran pagado muchísimo más dinero, pero en aquel entonces no era el caso”.

Sánchez cumplió uno de sus más grandes sueños, jugó en el Madrid de 1985 al 1992, convirtiéndose en el máximo goleador extranjero de la Primera División de España por más de 20 años, hasta que precisamente un baulgrana le quitó el título: Lionel Messi; además de ganar las cinco Ligas, también obtuvo una Copa del Rey, tres Supercopas de España y una Copa de la UEFA. El pichichi se volvió un ícono en Madrid, pero los aficionados del “Atleti” nunca le perdonaron el irse con su rival, tanto que de traidor no lo bajan.