Caminar agarrado de la mano de tu pareja es algo que debería ser normal en cualquier circunstancia. Ya sea hombre y mujer, dos hombres o dos mujeres, o lo que sea, no tendría porqué haber problema alguno. Y el deporte debe servir como ese fenómeno social que destruye barreras y que une a los seres humanos.

El futbol es visto como el deporta más importante y seguido del mundo. Su trascendencia ha logrado juntar a todo tipo de clases socioecónomicas, pero hasta el momento ha quedado a deber en el tema del respeto y la inclusión.  La desigualdad y la falta de respeto quedan evidenciadas cuando tratan de inculcar valores, pero a la vez reproducen gritos homofóbicos con la excusa de que es algo cultural o que parte de una polisemia.

El día que el “eeeeeh p*to” llegó al beisbol

En el caso específico de la Liga MX, la homofobia no se ha presentado como tal. Lo más cercano a esto es el famoso grito “eeeh puto” que en sus inicios no fue sancionado por la Federación Mexicana de Futbol (FMF). Eso dio a entender que fue aceptado o incluso ignorado, pero nunca atendido. Cuando la FIFA, máximo ente del balompié, se metió para tratar el tema llegó a la conclusión de este alarido no podía ser escuchado más en un estadio que albargara un partido profesional.

A partir de ahí, la ideología de la Femexfut cambió. Trataron de erradicar el grito sin mucho éxito. Eso trajo consigo mucha multas (11 para ser exactos) por parte de la FIFA, las cuales ascendieron a un total de 2 más de dos millones de pesos.

Todo cambió a raíz del posible veto al Estadio Azteca, en caso de que el grito aún se escuchara. De a poco la gente entendió, pero en los partidos de la Liga MX aún persiste este mal.

Aunado a eso, como tal no se han presentado casos de jugadores, ya sea mexicanos o extranjeros, que hayan sufrido por homofobia. La FMF ha proliferado campañas y discursos “antihomófobos”, pero no hay que negar que algo persiste en nuestra sociedad.

La lucha por sensibilizar a las personas y hacerlas incluyentes aún no termina, ni siquiera se puede decir que se está ganando. La forma en que muchos hemos sido educados se manifiesta de muchas formas, una de ellas es la de cohibir a todo ese ser humano que trata de ser tal cual es, con todos y sus preferencias.

Deportistas abiertamente gays

La Liga MX ha peleado por crear conciencia, pero lo ha hecho por obligación y para no sufrir más consecuencias monetarias y que esto no afecte al negocio, no lo hace porque de verdad quiera un cambio en la gente.

De esta forma, muchos futbolistas prefieren mantener en secreto sus gustos, con tal de no ser vistos de otra forma y que esono repercuta en su vida laboral y personal.