Homero Simpson sueña con llegar al Consejo Mundial de Lucha Libre [VIDEO]

Para ser luchador se necesita de una dualidad, y a los aficionados, que los vemos como seres superiores, nos sorprende que tengan una vida “normal” cuando se despojan de la...

Para ser luchador se necesita de una dualidad, y a los aficionados, que los vemos como seres superiores, nos sorprende que tengan una vida “normal” cuando se despojan de la máscara.

Hace unos meses decidí cambiarme de casa, un evento que no hubiera tenido mayor relevancia si no es porque el ser humano que manejaba la mudanza era luchador profesional. Por supuesto que no pondré el nombre del luchador pero debo confesar que la noticia me causó mucha emoción pero a la vea sorpresa. No es un secreto que los luchadores no tengan sueldos exhorbitantes ni contratos publicitarios para poder sostener sus vidas con tan solo un oficio. Tienen que emplearse de distinta forma para subsistir.

Lee más: La Lucha Libre no solo vive en la Arena México.

Pero la economía no es lo único con lo que deben enfrentarse, tienen que ser carismáticos y hacerse de un nombre que les dé popularidad porque si no encajan con el público no los volverán a pedir para una función y por lo tanto se quedarán parados, sin luchar. En México dos empresas luchísticas han dictado las reglas del juego por mucho tiempo, el Consejo Mundial de Lucha Libre (CMLL) y la AAA. Ambas instituciones controlan a los luchadores que ingresan y no solo eso, eligen si pueden mantener su personaje o tienen que cambiar. Por eso a lo largo de los años han surgido distintos empresarios que han llevado los rings a comunidades donde no llegaban y han adoptado a los luchadores que era impensable que fueran aceptados en otra firma.

Por eso han llegado, vía redes sociales, imágenes de Tortugas Ninja, Super Panda y el más reciente personaje del pancracio: Homero Simpson. Hace unos días surgió un video en el que el canal de luchas de YouTube, +LuchaTV, entrevistó a un luchador agitado, luego de una pelea en Pachuca, con una máscara inusual, la de un personaje de caricatura. La tapa del amarillo luchador parecía ser de un material que para nada se ve cómodo para lanzarse de la tercera cuerda o soportar tantos pierrotazos con ese pedazo de hule en la cara. Sin embargo la persona detrás de Homero se muestra animado y dice que apunta a llegar con ese personaje al CMLL o la AAA lo que prácticamente sería imposible por el tema de los derechos.

Sin duda podría resultar muy divertido ver luchar a Homero contra un Panda o una Tortuga Ninja, pero hay que ponernos como papás y cuestionarnos si esos eventos y sobre todo esos luchadores cuentan con la preparación para disputar una pelea. Recordemos el video donde Donatello perdió el control en un vuelo y aterrizó con la cara.

Publicidad