Abran paso a Erling Braut Haaland, el nuevo Zlatan que busca vengar a su padre

Erling Braut Haaland cayó de maravilla en el Borussia Dortmund y está destinado a ser el próximo delantero de época
El atacante noruego lleva récord de goles. (Foto: Getty)

No se trata solo de la nueva sensación del Borussia Dortmund; es el delantero de Noruega que está destinado a reinar el futbol mundial.

Te recomendamos: Estos son los jugadores jóvenes revelación del 2019

Erling Braut Haaland es el nuevo nombre que todo aficionado al futbol debe conocer. Apenas desembarcó en el balompié alemán para defender la playera del Borussia Dortmund, escuadra que una vez más acertó a la hora fichar.

El artillero de apenas 19 años ya demostró que tiene todo para ser el próximo goleador mundial por el que se pelearán los más grandes de Europa. Pero más allá de los goles, el noruego busca algo más: enaltecer su apellido con tintes futboleros que su padre no logró consolidar por culpa del exfutbolista irlandés, Roy Keane.

Inhumano

Erling no tenía ni 12 meses de nacido cuando le arruinaron la carrera deportiva a su padre, Alf-Inge Haaland.

En 1998 se tenía registro de hasta 28 jugadores noruegos que arribaron a Inglaterra para jugar futbol. El físico y la disciplina que portaban los nórdicos bastó para enamorar a los ingleses. Alfie fue uno de los primeros en aterrizar en Gran Bretaña, quien dejó al Bryne FK de Noruega para unirse al City Ground.

En el Mundial de Estados Unidos 1994, el entonces mediocampista fue titular indiscutible. Su carrera progresó hasta llegar al Leeds United, uno de los mejores equipos de la Primera División de Inglaterra en aquel entonces. En ese momento, la rivalidad con el Manchester United estaba en su máximo nivel.

En uno de esos encuentros, Alfie Haaland y Roy Keane, entonces mediocampista de los Red Devils, protagonizaron un roce que a la postre marcaría la carrera del noruego. El irlandés quiso anticiparse a una cobertura del padre de Erling, quien se percató de las intenciones y esquivó la entrada, lo que provocó que el jugador del United terminara tendido en el suelo con una lesión de ligamentos que él mismo se provocó. La cosa no acabaría ahí.

En el 2000, Alf-Inge vio nacer a su primogénito, Erling Braut Haaland. En ese mismo año, el medio centro se marchó al Manchester City, donde se ganó el respeto de todos. Meses después lo nombraron capitán del equipo y en 2001 se volvió a topar con Roy Keane.

Corría el mes de abril; era el derbi de Manchester en Old Trafford. Cuando el partido estaba empatado a uno, en un balón dividido Haaland se anticipó al irlandés y picó el balón. En la jugada estuvo involucrado Keane, quien solo tenía en mente cobrar venganza por lo sucedido tiempo atrás. Roy levantó la pierna y la clavó los tacos con furia al noruego. Tiempo después llegó se retiró tras la terrible fractura que le provocaron.

“Había esperado lo suficiente” manifestó Roy Keane en su primera biografía. En aquel juego salió expulsado mientras despedía a su víctima con un “jódete, ya no volverás a reírte de mí”. Después de 19 años de aquella acción, el hijo de Alfie busca terminar con el legado que su padre empezó.

Delantero de época

Erling debutó en 2016 con el mismo club en el que lo hizo Alfie, el Bryne. Un año más tarde, el Molde de Noruega lo fichó y a partir de ahí empezó la magia.

En su debut con una escuadra de mayor trascendencia marcó un gol en un partido de copa contra el Volda. Un mes antes de cumplir los 17, le bastaron seis minutos para anotar en su primera aparición en liga frente al Sarpsborg. Ya empezaba a perfeccionar sus habilidades.

Erling Braut acaparó por primera vez los titulares tras marcar cuatro tantos en los primeros 21 minutos de partido contra los líderes del certamen y hasta entonces invicto, Brann. Su director técnico en ese tiempo era Ole Gunnar Solksjaer (actualmente en el Manchester United), quien se deshizo en elogios.

“Puede convertirse en un gran delantero, seguro. Me recuerda el tipo de delantero que Romelu Lukaku es”, comentó el timonel sueco.

Lejos de las comparaciones, Haaland se dedicó a mejorar su nivel. Su 1.94 de estatura, gran zancada y olfato goleador lo llevaron a ser comparado por Zlatan. Más allá de espantarse, Erling se entusiasmó porque justo era Ibra su mayor modelo a seguir.

En enero del 2019, pese al interés de la Juventus, el Red Bull Salzburgo de Austria contrató al joven delantero noruego. En su debut volvería a marcar un gol contra el LASK Lanz.

A nivel de selección, el nórdico volvió a acaparar los titulares de la prensa de su país y del mundo. En el pasado Mundial Sub-20, Haaland le hizo nueve goles a Honduras y el ruido comenzó a subir.

Goleador de Champions

Para la presente Champions League, Erling Braut Haaland se convirtió en el primer jugador en la historia de la Fase de Grupos en marcar un hat-trick en tan solo 45 minutos, algo que ni Messi, Cristiano u otro futbolista consiguieron.

Para este 2020, el potente artillero afinó su versatilidad para desembarcar en el Borussia Dortmund de Alemania y luego de nueve juegos disputados, sus números son de escándalo.

En su debut contra el Augsburgo hizo un hat-trick que maravilló a todos. Una fecha después, frente al Colonia ingreso de cambio en la segunda mitad y logró doblete. Y ante el Unión Berlin se destapó con dos más. Esos fueron sus primeros siete tantos de los 10 que lleva en la Bundesliga. Sí el ‘niño’ de 19 años tiene -hasta el momento- más goles que partidos en una de las ligas más poderosas del orbe. 

Por si fuera poco, Haaland tendrá el privilegio de contar que, después de la crisis sanitaria más importante en décadas provocada por el COVID-19, fue el primero en volver a anotar. Pasaron 66 días para que el futbol top de Europa regresara y él se encargó de revivir el grito de gol.

No podía ser alguien más. Este joven está tocado por la varita mágica.

Lo más increíble de todo es que lleva siete disparos al arco en 136 minutos disputados desde que llegó a la Bundesliga y todos han terminado en gol.

A este paso, Erling Braut no solo recuperará el legado de su padre, sino que creará el propio y de su mano todo Noruega puede empezar a ilusionarse.

Y por si te lo perdiste:

Publicidad