¿Quieres recibir notificaciones de nuestro sitio web?

El Gremio de Porto Alegre está celoso del Barcelona

En los recientes años el Futbol Club Barcelona se ha convertido en un feroz tiburón con respecto a la contratación de jugadores. Y por eso, el Gremio de Porto Alegre,...

En los recientes años el Futbol Club Barcelona se ha convertido en un feroz tiburón con respecto a la contratación de jugadores. Y por eso, el Gremio de Porto Alegre, actual campeón de la Copa Libertadores, demandará a los culés.

Y es que Nestor Hein, director jurídico del club brasileño, anunció que iniciará un proceso en contra del club catalán por seducción de jugadores. Todo esto luego de que se filtrara una foto de Arthur Henrique de Oliveira Melo, mediocampista del Gremio, enfundado en la playera azulgrana.

“El Barcelona acostumbra hacer uso de ese tipo de cosas en las negociaciones, mira el caso de Emanuel Ferreira. Nosotros vamos a a ir a la FIFA para acusar al Barça por seducción de jugadores”, declaró Hein a Fox Sports Brasil.

Después de vencer a Lanús en la final del torneo más importante de América a nivel de clubes, en pleno festejo apareció Arthur vestido de culé y posando con André Cury, representante del Barcelona en Brasil.

Aunque el director jurídico del Gremio aceptó que Jorge Machado, representante de Arthur, le informó al club que representantes del Barcelona querían conocer la familia del joven jugador (21 años), lo que consideraron adecuado, pero la foto con la playera les pareció completamente innecesaria.

Arthur fue pilar del Gremio en el reciente año y su participación fue vital para coronarse como campeones de América. Aunque el prometedor mediocampista se perderá el Mundial de Clubes debido a un esguince en el tobillo.

Por lo pronto veremos que es lo que pasa con la relación estridente que llevan el Barcelona y el Gremio. Y si los catalanes quieren hacerse de los servicios de Arthur tendrán pujar porque, en palabras de Nestor Hein, el Gremio no quiere negociar con el club europeo:

“El chico seguirá en el Gremio. Haremos todo para que no lo contraten. No queremos negociar con el Barcelona. Si otro club llega y paga la cláusula está bien, pero no ha pasado”.

No sabemos si los brasileños están actuando como novia o novio celoso, pero hay que aceptar que la mayoría de las veces el Barcelona consigue lo que quiere y al parecer están muy interesados en el mediocampista carioca.