La NFL comienza a tomar ritmo y el Sunday Night lo sabe. En la quinta semana del futbol americano, los Green Bay Packers y New York Giants protagonizaron el último duelo de la jornada dominical.

El Lambeau Field fue el escenario para un juego con muchos castigos y poca lucidez por parte de ambas escuadras. Aaron Rodgers no tuvo su mejor noche, fue interceptado en dos ocasiones, pero también logró un par de TD que guiaron a su equipo a la victoria, solventado en mayor parte por la ofensiva.

El resultado final fue 23-16. donde los pateadores se convirtieron en los protagonistas para las dos oncenas, al sumar un total de 18 puntos.

Con la victoria, los Packers se pusieron con récord de 3-1 y los Giants registran marca negativa, con dos ganados y tres perdidos.