Gianni Infantino, presidente de la FIFA, quiere blanquear el futbol

Una de las problemáticas que ha perseguido al  futbol durante muchos años es el tema de las transferencias. El vaivén de los futbolistas y sus elevados costos ha provocado que...

Una de las problemáticas que ha perseguido al  futbol durante muchos años es el tema de las transferencias. El vaivén de los futbolistas y sus elevados costos ha provocado que el balompié esté dominado por unos cuantos. Y debido a las cifras exorbitantes que se manejan dudamos de la legalidad de los traspasos.

En estos días que preceden a la Copa del Mundo de Rusia 2018, Gianni Infantino ha hablado sobre las contrataciones y ha soltado algunas normas que podrían cambiarlas después de la reunión que sostendrá los próximos 27 y 28 de febrero en Sochi, Rusia, con representantes de los 32 equipos que asistirán al Mundial.

Infantino, que está próximo a cumplir dos años como presidente de la FIFA, ha llegado con las ganas aparentes de cambiar algunas malas practicas de los hombres de pantalón largo dentro del futbol. Los fichajes son el tema pendiente y Gianni tiene pensado atacar ese rubro.

Según  L’equipe, el proyecto del suizo tiene como objetivo demostrar nitidez cuando los clubes “salgan de compras”. Una de las modificaciones más fuertes será la de reducir las épocas de “shopping”, es decir, que los equipos solo podrían contratar en verano y se eliminaría la época de contrataciones de invierno. Esto para que los jugadores puedan permanecer por lo menos un año en sus clubes.

Otra de las reglas que trata de implementar tiene que ver con la propuesta de la Premier League, que plantea que el mercado de fichajes se cierre antes de que inicien las competiciones para que los técnicos tengan claro con quién o quiénes contarán.

El límite de jugadores en los equipos, que incluye a los cedidos, se reduciría, ya que Infantino cree que — y no está equivocado— deben jugar los mejores futbolistas, y creando un tope por equipo la competencia se diversificaría y no estaría concentrada en unas cuantas ligas.

Otra de las normas (que no le gustará a los jugadores) es crear un tope salarial: “El sistema es saludable porque hay mucho dinero, pero la tendencia es preocupante, por eso tenemos que actuar; tenemos que proteger los valores que han hecho del futbol lo que es”, declaró Infantino.

Hay que recordar las recientes declaraciones de Javier Tebas, presidente de La Liga, sobre el nulo fair play financiero de clubes como el PSG. El otro punto a tratarse será la regulación de los representantes y agentes que colocan a los jugadores en los clubes, ya que todos sabemos que forman parte de una mafia que mueve millones de dólares al año.

En el papel, los cambios que propone Gianni suenan bastante atractivos, pero seguro será complicado aplicarlos ya que todos apuntan a regular el dinero que se mueve y meterse con el dinero es algo complicado e imposible. Esperemos que por el bien del futbol se puedan regular estas situaciones y veamos en los próximos años una competición más limpia monetariamente.

Publicidad