Gerard Piqué no se conformó con ganar la Copa del Mundo en 2010, pues ahora quiere organizar una él mismo aunque en una disciplina completamente distinta: el tenis. Y su propuesta es apoyada por los mejores representantes del deporte blanco a nivel mundial.

El futbolista estuvo presente en el Abierto de Madrid y se reunió con Chris Kermode, director de la ATP, para platicarle sus planes acerca de la creación de un Mundial, el cual tendría una duración de 10 días y participarían 16 equipos.

La propuesta de Piqué no ha caído nada mal en el circuito y tenistas de la talla de Rafael Nadal, Novak Djokovic y Andy Murray la ven con buenos ojos. “Ese proyecto provocaría cambios positivos”, dijo el serbio. Mientras que Murray mencionó que, si se logra llevar a cabo, “sería muy bueno para el tenis”.