Link copiado al portapapeles
#Futbol

Futbolistas mexicanos solo van a Europa por el currículum


Advertencia: si crees que hablaremos de Javier Hernández, Raúl Jiménez o Miguel Layún, no será así en este momento. Hoy hablaremos de aquellos futbolistas que buscan el sueño europeo, pero no precisamente para mejorar, sino solo por ‘prestigio’.

No es ninguna mentira que para los futbolistas latinoamericanos, entre ellos los mexicanos, el gran objetivo que pueden llegar a cumplir es viajar a Europa para jugar en el futbol más importante a nivel mundial. Algunos lo logran y tienen sus oportunidades en la primera de España, Francia o Inglaterra; sin embargo, hay varios otros que también llegan al Viejo Continente pero con el futuro terminado y solo quieren tener en el currículum la frase ‘jugó en Europa’ y los jugadores aztecas, en el pasado reciente, vaya que viven de eso y para muestra muchos botones.

Lee más: Salmantino: el equipo español que brinda oportunidades a jugadores mexicanos

El Salmantino de España, de la tercera división española, se ha encargado de abrirle las puertas a los jugadores mexicanos que quisieron conseguir su sueño a toda costa. Ahí están Martín Galván, una ex promesa de Cruz Azul, al que se le auguraba un futuro increíble y nada más nunca explotó. Hoy, con 25 años de edad, nuestra pregunta es: ¿hasta dónde puede llegar en un equipo de tercera?

En el caso de Galván es uno de los mejores para desmenuzar. Con sus 25 años aún se le puede considerar como un futbolista joven, con 10 años de carrera de futuro tranquilamente. Sus capacidades lo llevaron a ser uno de los más jóvenes en debutar en México, por lo que la calidad la tiene. Entonces, ¿por qué ‘refugiarse’ en un equipo perdido en España y no pelear por estar en otro lugar? Dudamos que (poniendo un ejemplo) el Ascenso MX no pueda superar el nivel de la tercera división de España. ¿Qué le hace estar allá? Probablemente el confort, ganar unos cuantos buenos euros que le ayuden a vivir bien en la Madre Patria y, claro, decir “yo juego en Europa”.

Martín Galván Diego Franco Mares Cruz Azul Salamantino España

Martín Galván en las filiales de Cruz Azul

La situación anterior se puede replicar con los otros jóvenes mexicanos que militan en el propio Salmantino o cualquier otro equipo en un país exótico del mundo, como Edgar Pacheco, ese mediocampista que llegó hasta la Selección Mexicana y hoy en día se encuentra en Chipre, otro lugar donde no creemos que su futbol sea mejor que el mexicano.

Sin embargo, este ‘problema’ no es solo exclusivo de los jóvenes, también está la contraparte. Aquellos jugadores en el ocaso de su carrera que solo quieren sacarse la espinitabuscan cualquier propuesta con tal de estar en Europa.

Los últimos ejemplos claros son Enrique Esqueda y Rogelio Chávez. Ambos jugadores aztecas acaban de asegurar su lugar en un equipo de la primera liga de Polonia.

En el caso de Esqueda se puede entender que las lesiones lo afectaron en su mejor momento y haya crea que su calidad lo pudo llevar a Europa antes; sin embargo, la decisión de Chávez, con 33 años, parece evidente que solo es una terquedad por querer estar en en el Viejo Continente, pues sus mejores años han pasado y mucho futbol no creemos que pueda entregar.

Enrique Esqueda Polonia Europa Fichaje Mexicano

Enrique Esqueda con su nuevo club en Polonia

Incluso, en estos momentos que parece tan fácil fichar por cualquier equipo mediano/bajo de Europa, algunos jugadores retirados han buscado irse a la aventura europea sin importarle su calidad futbolística, ¿verdad, Héctor Reynoso?.

“Me dijo que tenía la espinita (de jugar en Europa) y le dije siendo muy honesto: ‘está bien que el futbol polaco no sea conocido, pero tampoco está en esa horma’”, confesó para mediotiempo.com Alberto Pacheco, contacto que ayudó a Chávez a llegar al Sandecja Nowy Sacz.

Entendemos que muchas veces en México las puertas se cierran y el trascender cuesta mucho trabajo, pero también es claro que, si la prioridad es jugar buen futbol, los talentos jóvenes no pueden buscar sus oportunidades en las terceras divisiones. Ahí no va a pasar nada positivo para sus carreras.

Por su parte, si nos referimos a esos jugadores que ya van de salida, quizá se comprenda mejor su decisión de ir a Europa, pero no solo para ‘sacarse la espinita’ y presumir en su CV, sino para ir a trabajar de manera seria y tener un buen desempeño.

Sin embargo, como dicen y siempre sucederá, al final cada quien hará lo que más le convenga y poco le importarán las críticas u opiniones, como la que se acaba de hacer.

Link copiado al portapapeles

Israel Rangel

Periodista, fanático y aprendiz de deportes. Aficionado ferviente de Atlante, Diablos Rojos del México, Real Madrid y Roger Federer ¿Quejas o sugerencias? ¡Bienvenidas sean! @Is_Ran2106