¿Quieres recibir notificaciones de nuestro sitio web?

Futbolistas mexicanos: amados en la calle, despreciados en su casa

“Es triste ver a veces que hay más mexicanos iniciando en el Porto que en Monterrey, creo que hay que revisar esa regla (10/8)”, mencionó el ex futbolista Gonzalo Pineda...

“Es triste ver a veces que hay más mexicanos iniciando en el Porto que en Monterrey, creo que hay que revisar esa regla (10/8)”, mencionó el ex futbolista Gonzalo Pineda a la cadena Fox Sports.

Y Pineda no está alejado de la realidad. Si consideramos la jornada tres del Clausura 2017, el equipo “villano” fueron los Xolos. Miguel Herrera tuvo el “cinismo” de mandar a la cancha a únicamente dos jugadores nacidos en suelo azteca, los otros nueve eran nacidos en Estados Unidos y naturalizados o extranjeros.

En su duelo contra Tigres, América sólo alineó a tres jugadores mexicanos en el once ideal: Oribe Peralta, Osmar Mares y Edson Álvarez. El resto provenía del extranjero y ni siquiera eran naturalizados. Misma situación sucedió con el Querétaro, que también se conformó con sólo tres aztecas, cuando se midió al Puebla.

Si tomamos a esta tercia de conjuntos como referencia, que son los que menos futbolistas tricolores pusieron en el campo, las palabras de Pineda se cumplen a cabalidad pues, en efecto, el Porto colocó en el césped a un jugador tricolor más que Tijuana y los mismos que en Coapa y los “Gallos”.

Sin embargo, aunque los americanistas, queretanos y fronterizos sean los señalados, la verdad es que a varios equipos más les podría quedar el saco a la medida. Ejemplo claro es el nombrado Monterrey (4), Necaxa (4), Jaguares (4) y Pachuca (5).

Si hacemos la suma de los once jugadores iniciales por equipo, el total es 198. De ese número, únicamente 99 pueden presumir haber nacido en México y el resto, que es el 50%, son futbolistas extranjeros. Un porcentaje demasiado bajo para una liga que dice preocuparse por el desarrollo del talento local.

“En cuatro o cinco años no va a haber delanteros mexicanos. Ahora estamos bien, por así decirlo, pero en un rato más se van acabar”, es la conclusión a la que llegó Jared Borgetti al ver la escasez. Y sus palabras tampoco lucen descabelladas.

En la jornada tres, de acuerdo a la Liga MX, 40 jugadores registrados como delanteros iniciaron sus respectivos encuentros y tan sólo 11 de ellos eran mexicanos, o sea el 27.5 por ciento. Volvemos a lo mismo: ¿más desarrollo? No se nota y en la posición de delantero es una de las más afectadas.

“No tenemos un proyecto. Hay que ser realistas, Pumas no produce un centro delantero desde hace 15 años”, señaló Rodrigo Ares de Parga, presidente del patronato del club, demostrando que Borgetti (por desgracia) puede tener la razón.

Así que, por el momento, tendremos que conformarnos con Raúl Jiménez, Javier Hernández, Alan Pulido y los otros pocos que se sumen a esta corta lista.

Habrá que esperar para saber si esta tendencia se va disminuyendo al paso de las siguientes fechas del torneo o que las canteras se pongan a trabajar, aunque esto luzca complicado, porque en caso de continuar así, pronto veremos una liga como las europeas (obviamente no por su calidad), con muy poca presencia de jugadores locales en sus equipos