El futbol en Guatemala atraviesa momentos complicados. La Liga Nacional de ese país se encuentra detenida, pues los jugadores decidieron unirse luego de tantas injusticias. Nadie puede imaginar como alguien que se dedica al balompié tenga problemas. Pues en la era profesional los hay y bastantes. Y en esta parte de Centroamérica los futbolistas decidieron ir a huelga, en lo que pinta para una guerra en la que los aficionados son los más afectados.

Así como en México se decidió crear una asociación que apoye a los jugadores, en Guatemala está el Sindicato de Futbolistas Profesionales, presidido por Carlos Figueroa, deportista retirado y entre los históricos de aquella nación. Y con su ayuda lograron parar el campeonato hasta que se llegue a un acuerdo con la Federación.

Mexicano debuta con gol en la Liga de Guatemala [Video]

La huelga lleva tres días, luego de que los jugadores decidieron no participar con sus equipos ni acudir a las convocatorias con su selección. Las hostilidades son en contra de la Federación guatemalteca (FEDEFUT) y la Liga Nacional.

Carlos Figueroa Guatemala Los Pleyers

Carlos Figueroa, en un juego con la Selección de Guatemala. (Imagen: Getty)

Todo empezó cuando la federación impuso un castigo al jugador del Antigua GFC, Fredy Thompson. El mediocampista de 36 años sacó su furia al no clasificar a la Liga de Campeones de la Concacaf. Aseguró que les habían robado la eliminatoria ante el Guastatoya.

“Hoy se consumó un robo que se venía fraguando unos meses atrás desde la Federación (Fedefut), desde la Concacaf, desde la Liga, hay mucha gente implicada, los dirigentes de Guastatoya que fueron los que propiciaron todo esto”, dijo Fredy ante los medios locales.

Sus declaraciones le costaron una denuncia por parte del Comité Ejecutivo de la Liga Nacional y una sanción de seis meses sin jugar, además de una multa económica de 10 mil quetzales guatemaltecos (mil 100 euros, aproximadamente).

Ante esto, el Sindicato de futbolistas salió a rechazar el castigo impuesto a Fredy Thompson. Consideraron excesiva la sanción y ese hecho marcó el inició del pleito.

Otro caso que no cayó bien dentro del gremio futbolístico fue que la FEDEFUT no hizo nada con los aficionados del Malacateco,quienes hicieran comentarios racistas contra Marvin Ávila. El de Deportivo Siquinalá recriminó la acción durante un partido y el sindicato escuchó sus quejas y las puso en la mesa en contra de la Federación.

El último caso, y quizás el más grave, es el de la agresión que se dio con un futbolista del Deportivo Reu. Un directivo del Nueva Concepción amenazó al deportista con una pistola y después lo golpeó con el arma. Posteriormente amenazó al resto del plantel y nada pasó a mayores gracias al ejército que intervino en el acto.

Carlos Kamiani, el mexicano que compite con Hugo y Chicharito en Guatemala

A través de la Asociación Guatemaltecos (AFG) y el Sindicato, los jugadores de Guatemala pidieron una serie de normas para que se les proteja y haya equidad en la liga. Pero hasta el momento la situación se encuentra estancada. En la última reunión con la Federación no hubo acuerdo. Al menos, los futbolistas se ven unidos y seguros de todo lo que provoca esta huelga, pues deben estar tranquilos ante el largo tramo que aún les falta por recorrer.