Wendell Lira, el hombre que no se suicidó gracias a Messi

El exfutbolista Wendell Lira estaba a punto del suicidio, pero le ganó premio a Lionel Messi.
Wendell Lira Premio (Foto: Getty)

Hay muchas historias tristes en el mundo de futbol, pues los jugadores no están exentos de problemas que les puede causar un mal momento. Es el caso de Wendell Lira, que hace unos años pasaba por su cabeza el suicido porque no tenía dinero para mantener a sus esposa e hija, pero todo cambió gracias a Lionel Messi.

Te recomendamos: Víctor Mañón mete gol en Segunda División digno de Premio Puskas [Video],

Wendell Lira pasaba por serios problemas económicos en 2015, y no tenía dinero para poder darle de comer a su esposa e hijo. Estaba tan presionado que en un momento pensó que la única solución sería el suicidio, esto para simplemente desaparecer y olvidar todos sus problemas.

Todo cambió cuando recibió una notificación para asistir a los premios de la FIFA, así lo reveló en entrevista:

“Ya había decidido que iba a quitarme la vida, el galardón llegó en un momento crucial. Gracias a Dios no acabé cometiendo aquel gravísimo error. No tenía dinero para darle de comer a mi esposa ni a mi nena. No veía otra salida”, dijo durante una entrevista para la FIFA.

Wendell fue nominado para el premios Puskás de la FIFA en 2015, uno de sus contrincantes era Lionel Messi, por lo que al observar el nombre del argentino se resigno. Viajó a la gala, pero no tenía ninguna esperanza de ganar: “Vi el Instagram de Messi y pensé que ganaría él seguro, porque tenía muchísimos seguidores”.

La sorpresa llegó cuando la FIFA le dio el premio superando a Leo Messi, por su anotación de chilena ante el Atlético Goianiense cuando jugaba para Goianésia. Todo esto sirvió para que pudiera pensar mejor las cosas, reflexionar y olvidar el tema del suicidio para seguir trabajando por un mejor salario.

El brasileño recibió un balón de espaldas, se acomodó y sacó un remate de media tijera que al final se metió al fondo de las redes. Después jugó para Tombense y finalmente se retiró en 2016 cuando jugaba para el Vila Nova.

Ganarle un premio a Messi le devolvió la confianza y las ganas de vivir.

 

Publicidad