Cuando se habla de los mejores extranjeros que han llegado al futbol mexicano, con normalidad se suele relacionar el tema con delanteros o mediocampistas. José Saturnino Cardozo, Salvador Cabañas y el Pony Ruíz son algunos ejemplos. Sin embargo, en tiempos recientes, la Liga MX pudo disfrutar de un foráneo que se ganó el respeto y aplausos de los aficionados, sin importar el color de la playera, y fue un guardameta: Tiago Volpi.

El portero brasileño llegó a México a finales del 2014 y a inicios del 2015 debutó oficialmente. Sin grandes reflectores encima, Volpi comenzó a hacer su trabajo con los Gallos del Querétaro. Quizá por la convocatoria de su club, el nombre de Tiago tardó en explotar, pero cuando sucedió fue creciendo de manera constante.

Tiago Volpi se va a un grande del futbol internacional

De a poco, Tiago comenzó a ser relacionado con equipos de mayor presencia en México y sus grandes actuaciones con Gallos, que ayudaron a ganar la Copa MX en 2016 y la Supercopa en 2017, ayudaron más. Incluso algunos lo colocaron en la portería del Tri. Sin embargo, pese a los éxitos, Tiago no era del todo feliz.

Pese a tener títulos, ser figura de su equipo y estar en boca de varios, Volpi tenía un interés mayor que en México no podía conseguir: ser convocado por Brasil. Este motivo provocó una decisión que pocos previeron y que tomó por sorpresa. El 23 de diciembre de 2018, el club emplumado anunció la renovación del guardameta hasta 2022 y al mismo tiempo su préstamo -por un año- al Sao Paulo, esto con la finalidad de “ayudarlo a cumplir su sueño de vestir la playera de su selección nacional”, señaló el cuadro de la Liga MX.

https://twitter.com/Club_Queretaro/status/1076968217325826049

El futbol mexicano tiene buen nivel pero no era visto por la selección, no era visto por el aficionado y así iba a ser difícil que me vieran. Así la gente te puede ver más y estamos hablando del Sao Paulo […]”, mencionó Tiago en entrevista con ESPN después de oficializarse su préstamo.

Desde ese 23 de diciembre, han pasado casi cuatro meses de la salida de Volpi de Querétaro. Gallos cayó en lo más hondo de la tabla, Rafael Puente fue destituido y Víctor Manuel Vucetich regresó al club. Por su parte, Volpi sí ha destacado con el cuadro brasileño, es portero titular y hace unos días ayudó a que su club accediera a la Final del Campeonato Paulista, deteniendo dos penales en la serie decisiva ante el Palmeiras. Sin embargo, el objetivo por el cual se fue el arquero no ha sido completado y eso abriría la ventana para un posible regreso al futbol mexicano.

Aunque es titular en Sao Paulo, uno de los equipos más importantes de Brasil, Tiago no ha conseguido llamar la atención de Tite, entrenador de la selección sudamericana. La primera oportunidad de Volpi para ser convocado fue en la Fecha FIFA terminada hace unos días, pero el entrenador prefirió a Weverton.

Antes de la Copa América 2019 -inicia 14 de junio- el portero propiedad de Querétaro tendría una chance más de convencer a Tite si es que Brasil tiene partidos amistosos previos al certamen. Sin embargo, la realidad es que es complicado.

Hay un nuevo héroe: Tiago Volpi guía al Querétaro a ganar la Copa MX

Por si fuera poco, en dado caso de que Volpi sea convocado, el guardameta tendría que conformarse con ser el tercer portero, ya que el seleccionador tiene en Alisson Becker (Liverpool) y Ederson (Manchester City) a sus primeros dos guardametas.

“[…] por supuesto hay una posibilidad de que me quede o de regresar a México si a fin de año las cosas no salen como queremos”, mencionó Volpi antes de partir a Brasil y lo cierto es que su sueño no ha sido posible.

Hace unos días, Vucetich le abrió las puertas de par en par a Volpi por si quiere regresar a Gallos y la opción parece latente. Al final de su préstamo, Tiago tendrá que pensar en su futuro.