Vaya fin de semana negro que se vivió en el mundo del deporte. En México una familia beisbolista fue víctima del ataque de un grupo armado a una fiesta en Minatitlán, Veracruz. En Argentina encontraron muerto a Julio César Toresani, sin reportes oficiales, se dice que se suicidó.

Para rematar el luto, en Brasil se reportó el fallecimiento del futbolista Valdiram Caetano de Morais, de tan solo 36 años.

Encuentran muerto a entrenador argentino

El atleta iluminó su carrera en el 2006, cuando logró brillar junto a Romario en el Vasco da Gama, siendo el máximo goleador de la Copa Brasileña en el mismo año. Sin embargo, Valdiram nunca alcanzó su máximo potencial debido a una fuerte adicción a las drogas y el alcohol, los cuales lo orillaron a él a faltar a entrenamientos y al club a rescindir su contrato un año después.

Luego de esto pasó por 18 equipos más, hasta que se retiró del futbol profesional en el 2011 para darle paso a una nueva vida… como indigente.

Gracias a un reportaje del medio Extra se supo que el brasileño comenzó a vivir en la calle, situación que no pasó por alto el Vasco y de inmediato lo buscó mediante el Departamento de Servicios Sociales para ayudarlo. Valdiram fue ingresado en febrero de 2018 a una clínica de rehabilitación de la cual fue dado de alta en junio del mismo año.

A pesar de este apoyo, el futbolista no pudo dejar su dependencia a las drogas, el sexo y el alcohol, por lo que regresó a las calles de Brasil. La última vez que se supo de él fue en diciembre de 2018, tras la difusión de un video de YouTube donde pedía ayuda a sus excompañeros pues no tenía casa donde dormir ni dinero.

“El Club de Regatas Vasco da Gama comunica, con pesar, el fallecimiento del exdelantero del Club, Valdiram. Él tenía 36 años. Su cuerpo fue identificado este sábado (20 de abril), en São Paulo. Las causas de la muerte todavía se desconocen”, informó el club mediante un comunicado publicado en su página web oficial.

Equipo de Tercera División sufre aparatoso accidente

Su cadáver fue encontrado con señales de violencia, nadie de su familia acudió a las autoridades para identificar el cuerpo.

La Secretaría de Seguridad Pública de Sao Paulo dio a conocer que hasta ahora tres sospechosos fueron arrestados como posibles culpables, los cuales serían juzgados por homicido simple.