¿Quieres recibir notificaciones de nuestro sitio web?

Un toro “resucitó” a un estadio que estaba dormido

Toros Neza y Pumas se enfrentaron en un partido homenaje a Pablo Larios. Te dejamos las mejores imágenes.
(Fotografías: Miguel Crespo)

Por: Miguel Crespo 

El sábado de 16 de marzo un estadio que estaba muerto resucitó. Se llenó de cuernos y color rojo para recordar al arquero de la selva: Pablo Larios, quien falleció el pasado 31 de enero a los 58 años de edad. El mítico y mundialista estadio Neza 86 fue el escenario donde en los 90, un equipo se ganó el cariño de todo el país con un juego que desbordaba alegría.

Después de 20 años de su descenso, varios jugadores que conformaron esa escuadra regresaron a pisar la cancha que marcó una época en un partido conmemorativo contra las leyendas de Pumas.

Rodrigo “Pony” Ruiz, German Arangio, Pedro Pineda, Juan Gutiérrez, Juan de Dios Ramírez, Ricardo Sánchez, Humberto González, Jesús López Meneses, Carlos Briseño, Víctor Ruíz y Pablo Farid Larios, quien compartió la portería con Juan “Venado” Gutiérrez, conformaron la alineación de Toros Neza bajo la dirección técnica de Enrique “El Ojitos” Meza.

Por su parte el equipo de Leyendas Pumas estuvo conformado por Federico Valerio, Raúl Servín, Abraham Nava, Manuel Manzo, Manuel Negrete, Miguel España, Leonel Gonsonello, Félix Cruz, Luis Ignacio González, Antonio Limones y fueron dirigidos por Germán Tello.

El único gol del encuentro y que le dio la victoria a Toros fue de Germán Arangio, quien al minuto 11 del segundo tiempo empujó la pelota a las redes después de un pase del Pony. Los jugadores celebraron como en sus años de gloria, abalanzándose al césped y simulando el famoso trenecito.

Estos son algunos momentos de lo que se vivió en el regreso a casa del mítico Toros, en el mítico y entrañable estadio Neza 86. Donde se salía enmascarado a la cancha para golear o ser goleado, daba lo mismo. Toros Neza jugaba el futbol más indómito y alegre que ha existido.

Te dejamos las mejores imágenes del partido.