Lastimosamente la violencia en el futbol no para. Una vez más Sudamérica es protagonista de un evento en el que hubo aficionados con heridas de bala y muchas más dudas que respuestas.

Desde temprana hora, los jugadores de la Universidad de Chile se dieron cita en las instalaciones del Centro Deportivo Azul (CDA) para realizar sus entrenamientos. Al mismo tiempo, un grupo de aficionados al club chileno se formaron a las afueras con la intención de presenciar la práctica de los universitarios.

El Olímpico Universitario es uno de los estadios más complicados de México

Lamentablemente la pasividad matutina se rompió con el sonido de los disparos de un arma. Desde un automóvil y a las afueras del CDA, tres sujetos abrieron fuego en contra de un grupo de 70 seguidores de la U que se encontraban formados.

Según reportes de la policía andina, fueron tres las personas que resultaron heridas: una recibió el impacto de bala en el muslo, otra en la espalda y la última en el brazo derecho. De manera inmediata se abrieron las puertas del inmueble universitario para atender a los lesionados por parte de los médicos del club para luego ser trasladados a un hospital cercano.

Afortunadamente, ninguno de los afectados se encuentra en peligro.

La cadena Fox Sports Chile fue de las primeras en reportar lo sucedido ya que se encontraban cubriendo el entrenamiento de la U de Chile.

Los ánimos no se calmaron tras lo sucedido y quienes resultaron agredidos fueron los elementos de los medios de comunicación, pues se enfrascaron en discusiones con los hinchas de la barrabrava de la U quienes confrontaron a los reporteros.

“Esto es algo que va más allá del fútbol. Es lamentable porque había muchos niños en el lugar. Pero es algo que se ve todos los días. Se bajan del auto y disparan como si nada. Estamos en la tierra sin ley. A esa altura estamos”, David Pizarro, volante de la U.

Mientras reinaba el caos afuera del CDA, la policía brilló por su falta de control ante el conflicto entre aficionados y medios de comunicación.

Asesinan al boxeador mexicano y olímpico, Raúl Castañeda, en balacera

Las personas que detonaron el arma de fuego huyeron del lugar y hasta el momento se desconoce su identidad, aunque el capitán y portero del club, Jhonny Herrera, señaló a los hinchas del club rival: “Vino gente de Colo Colo a agredirnos”.

Los elementos de seguridad siguen recabando información de lo sucedido en busca de pistas que den con el paradero de quienes realizaron esta agresión.