México volvió a mostrar su liderazgo en la Concachampions, luego de que dos clubes mexicanos sean los encargados de disputar la Final del torneo. Pero esta satisfacción quedará de lado ya que los protagonistas de este partido serán Tigres y Monterrey, dando pie a otro Clásico Regio y, ooootra vez, dividiendo una ciudad y poniendo en juego el orgullo de una institución.

Todos pensábamos que los elementos calentarían los ánimos previo al duelo, sin embargo, han hecho todo lo contrario. En diversas declaraciones han afirmado que jugarán con el respeto que merece el rival, aunque sí confesaron que tendrá un toque especial.

Y como no, si más allá mostrar su poderío, los de la Sultana del Norte al fin podrán romper una “maldición”. ¿No sabes de qué hablamos? Sigue leyendo para enterarte del mal que ha aquejado a cada uno de los equipos.

Barra de Rayados provocaría veto en su propio estadio

Maldición de la gallina

Esta es una leyenda rara. Se dice que mientras se construía el Estadio BBVA Bancomer, los Libres y Lokos, barra de Tigres, enterró una gallina debajo del inmueble para que el equipo local no tuviera éxito alguno. Para rematar, hallaron un gato muerto durante las obras, situación que es considerada de mal augurio.

En agosto de 2015 se inauguró el Gigante de Acero y desde entonces La Pandilla solo ha podido levantar una sola copa ahí, a pesar de haber disputado cuatro finales en el lugar.

Tigres, Monterrey, Maldición, Final, Concachampions, Rayados

La afición de Rayados no ha podido celebrar un campeonato en el Estadio BBVA Bancomer. (Imagen: Getty)

Maldición de Miguel Samudio

Peeero no es el único mito alrededor de este estadio. Para la Semifinal de la Liguilla del Clausura 2016, Rayados recibió al América. En un momento del partido, el árbitro marcó un penal a favor de los locales tras una dudosa falta de Samudio en el área. Antes de salir expulsado, el paraguayo se arrodilló dentro del arco, alzó sus manos, miró al cielo y dijo: “Hay un Dios, hay un Dios”.

Las Águilas quedaron fuera del torneo, sin embargo, los de la Sultana del Norte no volvieron a ganar un partido importante en su estadio. Imaginen qué tan grande es el mal, si hasta los de Zuazua ya les ganaron una Final de la Liga MX ahí; y no solo los chicos, ¡también la rama femenil ya les quitó un torneo en casa!

Maldición título internacional

Pero no solo a La Pandilla le ha ido mal. Tigres es considerado por muchos el club mexicano de la década gracias a los cuatro títulos de liga que han conseguido. Sin embargo, ni así es considerado “un equipo grande” debido a que no ha podido conseguir un campeonato fuera del país, a pesar de haber estado en dos finales de la Concachampions y en una de la Copa Libertadores.

Ricardo Ferretti sabe que ambas instituciones arrastran estas “maldiciones”, sin embargo, está consciente en que saldrán con todo para romper estas barreras.

“La palabra obligación no es adecuada, la ambición es la palabra (correcta), nosotros tenemos la ambición de lograr (el título internacional) para quitarnos encima esta situación desagradable.

“Creo que, ellos también para quitar la situación de no lograr nada en su nuevo estadio, ¿quién de los dos?, el miércoles después de los juegos se verá quién logró el objetivo final”, apuntó El Tuca previo a la Ida de la Final de la Concachampions.

¿Cuál maldición se romperá esta noche, cuando Monterrey reciba en el Gigante de Acero a Tigres en la Vuelta de la competencia?