Supercopa de Europa: Chelsea se corona campeón tras derrotar al Villareal en penaltis

El Chelsea de Thomas Tuchel sigue dominando en el continente
Los 'Blues' levantan su segunda Supercopa de Europa | Foto: Getty Images

Este miércoles 11 de agosto se disputó la Supercopa de Europa 2021 con Chelsea y Villarreal como protagonistas. Después de 120 minutos cargados de emociones, los ‘Blues’ pudieron imponer sus condiciones en tanda de penaltis ante los actuales campeones de la UEFA Europa League.

La reanudación de actividades en el balompié europeo no podía tener mejor platillo que con el choque entre Chelsea y Villarreal por la Supercopa de Europa. Los ‘Blues’ se presentaron en el Windsor Park de Belfast como los flamantes campeones de la UEFA Champions League.

Los dirigidos por Thomas Tuchel no salieron a especular y desde los primeros minutos del encuentro pusieron en aprietos a la zaga del ‘Submarino Amarillo’. El Chelsea supo controlar las acciones sin que el Villarreal generara acciones de peligro en el área de Edouard Mendy.

Después de tanto insistir, la recompensa para el equipo londinense llegó al minuto 27′ con una gran jugada colectiva. Desde el costado izquierdo, Kai Havertz puso un centro raso al centro del área y Hakim Ziyech se anticipó a los defensas para mandar el balón al fondo de las redes.

Al 40′ se encendieron las alarmas en el Chelsea debido a que Hakim Ziyech presentó problemas físicos, de los cuales nos se pudo recuperar. El futbolista neerlandés se vio obligado a abandonar el partido y Christian Pulisic tomó su lugar.

Con el 1-0 en contra, los dirigidos por Unai Emery parecían reacciones y lograron acercarse al área de los ‘Blues’, pero sin generar demasiado peligro. Cuando el primer tiempo agonizaba, Alberto Moreno estuvo cerca de empatar, pero su disparo se impactó en el travesaño.

Las revoluciones no bajaron para la segunda mitad y los de Thomas Tuchel querían ampliar la ventaja, pero el Villarreal no bajaría los brazos tan temprano. La escuadra española ya era mejor y logró poner en peligro el arco de Mendy con un disparo de Gerard Moreno que se estrelló en la base del poste.

El técnico de los ‘Blues’ se percató que el ‘Submarino Amarillo’ estaba generando más peligro y decidió hacer más ajustes en su alineación. Corrían los minutos y los ingleses no lograban revertir la situación, pero el Villarreal tampoco era capaz de igualar el marcador.

Era cuestión de minutos para que los pupilos de Unai Emery pudieran empatar el encuentro, y así sucedió al 73′ con una excelsa. Boulaye Dia recibió el esférico dentro del área y con un pase milimétrico se lo entregó a Gerard Moreno, quien pateó directo a portería y puso el 1-1.

Con el empate, el Chelsea supo responder y logró equilibrar el trámite del partido, incluso con oportunidades claras en el arco de Sergio Asenjo. Después de 94 minutos, el marcador no volvió a moverse y el árbitro Serguéi Karasiov señaló el final del encuentro para disputar la prórroga.

En el primer tiempo extra el ritmo del encuentro bajó considerablemente, pues ambas escuadras prefirieron cuidar el resultado. Para la segunda parte de la prórroga, Mason Mount tuvo la opción más clara, pero Asenjo volvió a estar atento para desviar el esférico.

Al partido ya no le pasó mucho y los equipos con notable cansancio solo esperaban el pitazo final para definir todo en serie de penaltis. Cuando el reloj llegó al 120′, el ruso Karasiov dio el pitazo final, y Thomas Tuchel hizo una modificación con el ingreso del arquero Kepa Arrizabalaga.

Kai Havertz fue el primero en cobrar y Asenjo respondió con una atajada, mientras que Gerard Moreno se encargó de adelantar a los suyos. César Azpilicueta acertó con su tiro, y Villarreal no pudo mantener la ventaja con el error de Aïssa Mandi.

El quinto tiro de los londinenses corrió a cargo de Jorginho, quien no tuvo problemas para convertir. Por su parte, Rada puso el 4-4 para definir todo en muerte súbita. Christian Pulisic le dio la tranquilidad a su equipo y el siguiente turno fue para Juan Foyth, quien mantuvo el empate.

Antonio Rudiger engañó a Asenjo, y cuando llegó el turno del capitán Raúl Albiol, Kepa estuvo atento para detener el disparo. De esta manera, el Chelsea se convirtió en nuevo campeón de la Supercopa de Europa, con su segundo título de la historia después de tres finales perdidas de manera consecutiva.

***

Encuentra el mejor contenido de Los Pleyers en nuestro canal de YouTube.

Publicidad