Hay temas que recordamos con mucho dolor y uno de ellos es la eliminación de la Selección Mexicana de futbol en los Juegos Olímpicos de 1968, donde todos los mexicanos les reprocharon la falta de entrega en la cancha. Recientemente Javier “Gato” Vargas, el portero de aquel equipo, concedió una entrevista y reveló que se dejaron ganar para vengarse de los directivos.

Todo comenzó al terminar la fase de grupos, los mexicanos enfrentarían a España en los Cuartos de Final, así que los jugadores pidieron premios económicos y mejores condiciones de viaje.

50 años: Los Juegos Olímpicos de 1968 que ‘limpiaron’ la imagen de México

El equipo derrotó a España 2-0, todos estaban emocionados, pero los integrantes del equipo nunca recibieron lo prometido. El grupo se puso de acuerdo y decidieron que se dejarían ganar contra Bulgaria en la Semifinal y posteriormente contra Japón por la medalla de Bronce.

“Ahí vino la rebeldía, hablamos con los jerarcas, los cabezas del grupo determinaron y todos estuvimos de acuerdo en que no seguíamos adelante. No suspendimos el partido porque se tenía que jugar, había un compromiso a nivel nacional, no dependía de nosotros. Nos trajeron a Guadalajara en Pullman (tren dormitorio) porque no queríamos que nos trajeran en avión, hubo indisciplinas, la mayoría nos fuimos al carro bar y estuvimos ahí muy noche. Todo eso que pasó nunca salió a la luz pública. La gente no sabe todavía que pasó en ese 1968”, expresó.

El entrenador de ese equipo era Ignacio Trelles, quien entendió la molestia de los jugadores y se puso de lado, pero nadie quería jugar ante Bulgaria y tenían que salir a la cancha, por lo que decidieron dejarse ganar.

“Entramos a la cancha, pero con la consigna de que no queríamos jugar y yo pienso que, yéndome a la cabeza de todos, dijimos ‘vamos a perder como un desquite’, entonces no jugamos bien, desde luego que aquí nos ganaron con mucha facilidad los búlgaros”.

Nunca se sabrá, pero seguramente ese equipo pudo haber ganado la medalla de oro en los JJOO de 1968, pero al no tener premios económicos, decidieron no representar a su país.