Recientemente se informó que Estados Unidos le negó la visa a Yordan Santa Cruz, el capitán y el mejor futbolista de la Selección de Cuba que participará en la Copa Oro 2019. Todo indica que se debió a un problema de solicitud, pues el jugador debió hacer la entrevista en República Dominicana, lugar donde radica. El futbolista no podrá estar con su equipo, que es visto como víctima por ser uno de los más débiles.

El futbol de Guatemala, donde los equipos ponen las reglas

Pero, en verdad ¿Cuba no tiene nivel? Tiene a distintos jugadores regados en distintas partes del mundo. La convocatoria de por lo menos cinco de esos hombres ayudaría para que la Selección aumente su nivel, pero no fueron requeridos por el entrenador Raúl Mederos.

Podemos mencionar a jugadores como el portero Raiko Arozarena, quien la temporada pasada estuvo con los Venados de Mérida, otro jugador que sobresale es Onel Hernández, quien recién ascendió a la Premier League con el Norwich City. El tema va más allá de lo deportivo, pues el gobierno cubano mete las manos para la elección de futbolistas que representarán al país.

El encargado de regir el balompié en la Isla es la Asociación de Futbol de Cuba, tendría que ser una federación y según el reglamento de la FIFA, la federaciones deben de ser AUTÓNOMAS e INDEPENDIENTES del gobierno, pero esto no sucede.

El Ministerio de Deportes Cubano es quién elige a los jugadores que serán convocados para su país, tienen dos grupos: jugadores elegibles y no elegibles. La distinción es clara “cómo abandonaron el país”, “renunciaron a la selección”.

“Los elegibles son futbolistas que se fueron sin desertar de la Selección. Es decir, jugadores que se fueron desde chicos del país, los que pidieron baja y se fueron por sus medios o lo que consiguieron la visa por su cuenta, ellos emigraron legalmente. Los no elegibles son los que abandonaron a la Selección Cubana en algún lugar en el extranjero”, menciona Daguito Valdés, periodista cubano.

Televisoras, jugadores o patrocinios, ¿a quién beneficia realmente la Copa Oro?

Esas son las políticas del gobierno cubano para la selección de futbolistas que representarán al país. Lo toman como una especie de traición al país y por ello no pueden estar dentro del equipo nacional.

Otro tema por lo que la Asociación de Futbol de Cuba no convoca a los futbolistas que juegan en el extranjero son los gastos que esto provoca. No les conviene gastar en los boletos de avión de ida y vuelta, hospedaje, alimentación y el pago de seguro (por lesión). Deben tener las condiciones mínimas para que los clubes profesionales puedan confiar en que sus jugadores no regresarán con inconvenientes físicos.

“El problema es que el Ministerio de Deportes no convoca a los elegibles, a pesar de que hace dos años ellos dijeron que ya iban a convocar a los elegibles, tampoco hay comunicación con estos jugadores”, refuta Daguito.

De esta forma Cuba tiene uno de los equipos de futbol más débiles, el gobierno sigue ingiriendo en todas las decisiones y probablemente termina por afectar tanto a deportistas como al deporte.

Cuba está en la Copa Oro, el equipo llegó apenas este jueves a Estados Unidos, solo hubo un día de preparación para el partido contra México. Los pronósticos no ayudan, los mismo cubanos no esperan nada de su Selección.