Organización del Mundial de Qatar 2022 saboteó candidaturas rivales

Por si le faltaba algo a la organización del Mundial de Qatar 2022, ahora es acusado de sabotaje en contra del resto de candidaturas.

El camino de Qatar para su Mundial será muy largo y no por el tiempo de espera, sino para la organización de la Copa del Mundo, que parece que no se cansa de estar en problemas; incluso hace unos meses se habló de que podía cambiarse de sede. Ahora, el nuevo escándalo alrededor del certamen se da por un supuesto sabotaje para ganar la candidatura.

De acuerdo al periódico británico The Sunday Times, los organizadores y promotores de Qatar 2022 influyeron para que las otras sedes no ganaran la candidatura del Mundial. Según el rotativo, este pudo tener acceso a documentos del equipo catarí en los que se demuestra que la ciudad de Doha, capital del Qatar, contrato a empresas de relaciones públicas y exagentes de la CIA (Agencia Central de Inteligencia por sus siglas en inglés) para realizar campañas en contra de Estados Unidos y Australia, las dos sedes que en su momento pelearon por organizar el Mundial. Sí, extrabajadores de la empresa norteamericana ayudaron a que EEUU no ganara, aunque les sorprenda.

The Sunday Times asegura que las acciones para sabotear a los otros países recayeron en técnicas como contratar a personas influyentes para hablar mal de las candidaturas de sus propias naciones, para hacer creer que no tenían ese respaldo, considerando que la FIFA toma como uno de los requisitos que el país tenga el apoyo a nivel nacional.

Este no es el primer problema que ha enfrentando Qatar en los últimos meses, ya que es de conocimiento público que directivos de la FIFA, que votaron para que el país asiático fuera sede, recibieron millones de dólares como soborno. Además, existe el problema de que a cuatro años de la patada inicial apenas un estadio ha sido inaugurado y también los reclamos de organismos internacionales por las condiciones laborales que podrían costar la vida de 400 personas por explotación y cuestiones climáticas.

Por si fuera poco, Qatar también tiene que resolver problemas geopolíticos con las naciones vecinas, pues desde junio de 2017 Arabia Saudita, Bahrein, Egipto, Yemen, Emiratos Árabes Unidos, Maldivas, Mauritania y Libia cortaron relaciones diplomáticas con el país del Mediterráneo.

Un nuevo problema ha sido puesta en la mesa. ¿Será que la FIFA vuelva a considerar un cambio de sede? Parece que ya es necesario.

 

Publicidad