Años pasan y seguimos con las ganas de ver un jogo bonito como el que nos regaló Pelé, Didí, Romário, Ronaldo, Kaká y hasta Ronaldinho. Las ilusiones actualmente están en jugadores como Neymar Jr. y Philippe Coutinho, sin embargo, sus actuaciones han dejado mucho que desear.

Pero ahí, muy lejos de los reflectores, las mujeres han levantado la mano para salvar el honor de la Verdeamarela. Marta, considerada una de las mejores futbolistas de la historia y la profesional a nivel femenil mejor pagada a nivel mundial, y Formiga, la primera atleta en participar en siete mundiales, son algunas de las futbolistas que han sido pieza clave para llevar a la Selección de Brasil a la gloria.

Pero junto a ellas resalta Cristiane Rozeira, internacional que hizo que nadie extrañara a Marta en el debut de la Canarinha en la Copa del Mundo Francia 2019 gracias al tremendo triplete que marcó ante Jamaica.

Esto es todo lo que necesitas saber de la Copa Mundial Femenina 2019

Nacida en Osasco, Sao Paulo, tuvo sus inicios en el futbol de una manera muy extraña: la brasileña le arrancaba la cabeza a sus muñecas para usar la extremidad como balón y así poder jugar.

“En esa época pues se decía aquello de ‘los chicos juegan con cosas de chicos y las chicas con cosas de chicas’, así que mi madre me intentaba llevar a ballet, porque decía que no paraba quieta y saltaba mucho, y yo sufría un poco. Pero nada, siempre quiso lo mejor para mí y me apoyó cuando con 12 años decidí dedicarme al fútbol”, fue una de las declaraciones sobre su carrera que recopiló El Mundo Deportes.

Y así fue como Cristiane comenzó a hacer pininos para que la voltearan a ver. Su talento era inevitable de notar, el cual la llevó en su país a vestir la playera de Sao Bernardo, Clube Atlético Juventus, Corinthians, Santos, Centro Olímpico y Sao Paulo; en Alemania la del Wolfsburgo y el FFC Turbine Potsdam; en Estados Unidos la del Chicago Red Stars, y en Francia la del París Saint-Germain.

El haber ganado una Bundesliga con el Wolfsburg en el 2006, una Copa Libertadores con el Santos en el 2009, el oro de los Juegos Panamericanos Río 2007, la plata en los Juegos Olímpicos Atenas 2004 y Pekín 2008, y el subcampeonato de la Copa del Mundo de China en el 2007, son parte de la motivación que la ha llevado a luchar por que el futbol femenil sea profesional en Brasil.

“Ahora tenemos mayor visibilización, ya sea con marca o por el sentimiento de obligación que tienen los clubes, pero estamos haciendo algo. Yo todavía estoy trabajando para que esto siga y mejore, porque ya viví situaciones de que parece que se hace algo bueno y al final no”, resaltó la jugadora.

Sigamos aplaudiendo los triunfos de Cristiane y sigamos disfrutando de su calidad futbolística, esa que la ha llevado a registrar 92 goles con la Selección de Brasil, 10 de ellos en mundiales y 14 que la coronaron como la máxima goleadora en la historia de los Juegos Olímpicos. Además puede presumir que con 34 años y 25 días es la futbolista más veterana en anotar un hat-trick en una Copa del Mundo, récord que le quitó a Cristiano Ronaldo.