Inglaterra podría ‘robarle’ el Mundial de 2022 a Qatar

Qatar sigue teniendo problemas para afianzarse como sede del Mundial 2022 e Inglaterra ha pedido se le considere para tomar el lugar.

En 2010 se designó a Qatar como la sede del Mundial de 2022. Han pasado ocho años desde ese nombramiento y los problemas para el país asiático no dejan de caer y ahora, a tan solo cuatro años de dar inicio, parece que la Copa del Mundo podría cambiar de ubicación, o al menos así lo han sugerido.

Tras darse a conocer que Qatar habría contratado agencias de relaciones públicas y exagentes de la CIA para boicotear a las sedes rivales (Australia y Estados Unidos) y no poder ganar el Mundial, el expresidente de la FA (la Asociación de Futbol inglesa, por sus siglas en inglés), David Triesman, solicitó a la FIFA investigar a la organización catarí y, en dado caso de que resulten culpables, se les quite el privilegio, además de considerar a Inglaterra como posible sustituto.

“Si se demuestra que Qatar ha infringido las reglas de la FIFA, se reconsidere a Inglaterra en esas circunstancias”, pidió Triesman, quien sigue considerando a su país como una opción viable para albergar una Copa del Mundo.

Es preciso recordar que para el Mundial de 2018, el país del Reino Unido contendió para albergarlo, aunque no pudo hacerse del evento, entre otras razones, por la longevidad de algunos de sus estadios, problema que en estos momentos ya no existe del todo, pues en los últimos años se han inaugurado nuevos recintos.

Qatar ha sido ‘víctima’ de múltiples ataques en los años recientes con la intención de debilitar su nombramiento, todos ellos fundamentados y basados principalmente en el soborno de directivos de la FIFA, quienes recibieron millones de dólares para que su voto fuera por el país de Medio Oriente, además de las críticas por las condiciones laborales en las que tienen a los trabajadores de construcción y el poco avance en materia de estadios.

Puede parecer poco probable, pero la opción de que la FIFA le retire la sede a Qatar se sigue tentando, por lo que Inglaterra e incluso Estados Unidos, Canadá y México se mantienen al pendiente por si es necesario salir al rescate del futbol mundial.

Publicidad