Bien dicen que los mexicanos no conquistamos el mundo porque no queremos, y es que no falta los compatriotas que son referentes en cualquier escenario. Nuestra bandera es la más bonita del mundo, Alfonso Cuarón y Yalizta Aparicio brillando en el mundo del cine o Alexa Moreno siendo parte de la élite de la gimnasia internacional, solo por mencionar algunos ejemplos.

Y para que se siga escuchando que los mexicanos estamos en todos lados, hoy amanecimos con la noticia de que el mejor gol en la historia de los mundiales femeniles lo marcó una mexicana.

Bradley Lowery el niño que anotó el mejor gol de diciembre en la PL

A mediados de abril, Mónica Ocampo fue una de las nueve nominadas por la FIFA en esta categoría. La afición tuvo la oportunidad de votar en la página oficial del organismo entre ella, Ingrid Johansson de Suecia, Carli Lloyd y Abby Wambach de Estados Unidos, Marta de Brasil, Maren Mjelde de Noruega, Alberta Sackey de Ghana, Homare Sawa de Japón, Sissi de Brasil y XL Song de China.

Y tras dos semanas, el gol con el que la originaria de Morelos le dio el empate de 1-1 al Tri ante Inglaterra en la Fase de Grupos de la Copa del Mundo Femenil Alemania 2011 fue elegido como el mejor gol en estas competencias. Y por si te lo perdiste, dale click al video de abajo para que veas la jugada completa.

Usuarios de internet de inmediato se volcaron ante la noticia, llenando la publicación y las redes sociales de felicitaciones y aplausos, mensajes que la delantera de Pachuca agradeció.

“Quiero agradecerles por todo el apoyo, por haberme hecho parte de la historia en los mundiales femeniles. Quiero agradecer a Dios, a toda mi familia, amigos, conocidos, a todos los que se dieron el tiempo para votar y por haberme apoyado. ¡Muchas gracias, en serio, de todo corazón!”, dijo la también capitana de las Tuzas en un clip que compartió el club en sus redes sociales.

El año pasado, Manuel Negrete ya había sido reconocido como el Mejor Gol en una Copa del Mundo, el cual lo marcó durante los Octavos de Final de México 1986, cuando la Selección Mexicana enfrentó a Bulgaria.