Viernes de estreno para la Selección Mexicana, Gerardo Martino debutó de la mejor forma con el Tri venciendo al doble campeón de América: Chile, por un marcador de 3-1 y convenciendo con un segundo tiempo de gran futbol (además obvio del nuevo uniforme negro de los aztecas).

Durante los primeros 15 minutos, México tomó la iniciativa con la pelota. El novato Carlos Rodríguez mostró buenas hechuras en la contención deteniendo los embates de los jugadores andinos y su compañero de equipo, Rodolfo Pizarro, fue uno de los hombres más regulares con muy buena retención de la pelota y toque a sus compañeros.

¿Qué sería de Diego Lainez si hubiera fichado por el Ajax?

Poco a poco, la energía con la que comenzó el Tri se fue apagando. Tras 20 minutos de juego el partido se volvió ríspido en la media cancha, ambos equipos se comenzaron a calentar y quienes perdieron más la cabeza fueron los aztecas, sobretodo el capitán Andrés Guardado e Hirving Lozano, quienes terminaron la primera mitad pintados de amarillo por el árbitro.

La jugada de mayor peligro en los 45 minutos de inicio fue cortesía de los sudamericanos con un Arturo Vidal aprovechando la mala marca de la defensa mexicana (que titubeó mucho en el partido) y rematar de cabeza frente a Guillermo Ochoa que reaccionó de gran manera.

Sin mucho que destacar, se terminó el primer tiempo que poco pudo mostrar de un funcionamiento nuevo para México con Martino en el banquillo.

Los equipos no realizaron cambios en el descanso y para sorpresa de muchos, los ahora vestidos de negro (México) se fueron al frente en el marcador con un penal gracias a una falta que le cometieron al Titán Salcedo en el área.

Quién cobró fue el jugador mexicano de moda en Europa, Raúl Jiménez que fríamente colocó la pelota al poste izquierdo de Gabriel Arias y poner la primera palomita en esta nueva etapa del Tri.

Y tal parece que esa anotación abrió la llave para los aztecas y la coladera para los chilenos. Pasaron algunos minutos y los entrenados por el Tata ya festejaban el segundo en un tiro de esquina que cobró Andrés Guardado y que de cabeza mandó a las redes Héctor Moreno al 64′.

El tercero en la cuenta de los aztecas fue obra del Chucky Lozano que aprovechó un contragolpe un minuto después para definir con pelota cruzada ante Arias y desatar la locura de los fanáticos mexicanos en San Diego, California. 

El orgullo chileno estaba dañado, por lo que la respuesta no tardó en llegar, pues en una jugada por la pradera derecha pudieron vencer la portería de Guillermo Ochoa con una diagonal que resolvió el jugador del América, Nicolás Castillo, cerca del manchón penal.

Tras la seguidilla de goles, ambos equipos comenzaron a mover sus piezas. Por México entraron el recién casado Javier Hernández por Raúl Jiménez, Erick Gutiérrez por Andrés Guardado, Chapito Montes por Rodolfo Pizarro y el juvenil Diego Lainez por Hirving Lozano. Mientras que por los andinos entraron Felipe Mora, Óscar Opazo y y Gonzalo Jara.

México y Argentina aman su nueva playera… ¡Y Colombia odia la suya con memes!

Ya en el cierre del partido, Chicharito marcó un gol más, pero lamentablemente fue descubierto en fuera de lugar por lo que fue anulado.

México tendrá su próxima prueba cuando el martes 26 de marzo enfrente a Paraguay en la ciudad de Atlanta que tantos buenos recuerdos le dejó a Gerardo Martino.