Uno de esos momentos soñados por cualquier aficionado al futbol está a punto de darse: un clásico en una final continental.

Dos de los equipos más importantes del mundo, Boca Júniors y River Plate, se disputarán la final de la Copa Libertadores de América en lo que parece ser la edición más importante en la historia del Superclásico de Argentina.

¿A qué hora y cuándo se juega la final de la Copa Libertadores 2018?

Si estos ingredientes no fueran suficientes para que todos estemos pegados a la pantalla para disfrutar del futbol en nuestro país, le sumamos que podríamos ver al primer mexicano campeón de una Copa Libertadores y levantando el trofeo: Dario Benedetto.

El delantero de los xeneizes y nacido en Buenos Aires, consiguió su carta de naturalización en 2015 cuando jugaba para las Águilas del América. “Orgulloso de ser mexicano”, fue lo que publicó en sus redes sociales en aquel entonces.

Si bien ningún jugador nacido en suelo mexicano ha levantado este trofeo, varios equipos de la Liga MX han estado cerca de conseguirlo: Cruz Azul, Tigres y Chivas, quienes alcanzaron la final pero se quedaron cortos en esta instancia.

Benedetto está convertido hoy en pieza clave para Boca, ya que en la semifinal ante Palmeiras marco tres de los goles con los que los argentinos vencieron a los brasileños por un marcador global de 4-2 y conseguir su pase a la Gran Final.

En su paso por México, El Pipa vistió la playera de los Xolos en 2013 y un año después la de los azulcrema, con quienes se consagró campeón de dos Concacaf Liga Campeones y disputó el Mundial de Clubes en Japón 2015, donde marcó un tanto.

El bonaerense ya declaró con anterioridad su arraigo con México, inclusive se mostró muy interesado en vestir la playera del Tri en 2015, “¿Cómo no me va a atraer jugar en la Selección Mexicana? Estoy jugando en México y desde que he llegado a este país me han tratado de maravilla”, comentó.

Sin embargo, en 2017 fue llamado por la Selección Argentina para las eliminatorias mundialistas en tres compromisos.

Maradona llevaría a Dorados a enfrentar a un grande de Argentina

Otro naturalizado que ya probó las mieles del éxito continental fue Christian “El Chaco” Giménez, quien logró el título de la Libertadores en 2001 con los Xeneizes, aunque aún no conseguía la nacionalidad mexicana (2013).

El destino es caprichoso y aunque muchos no lo consideren como mexicano o como un triunfo para el país, es importante recalcar que para las leyes y la estadística si Benedetto logra levantar la Copa Libertadores, será el primer mexicano en hacerlo.