Luis Hernández y Manuel Sol colocaron cohete a Ricardo Peláez por venganza

El ahora directivo de Chivas vivió un momento muy incómodo como compañero del Matador
Luis Hernández le jugó una fuerte broma a Peláez | Fuente: @CDMXPolitico (twitter) / @rpl9 (instagram)

Luis Hernández es una celebridad en estos tiempos de pandemia. Desde que anunció su llegada al TikTok no ha dejado de hacernos reír con sus ocurrencias. A raíz de esto, varios medios entrevistaron al exfutbolista mexicano y en esta ocasión contó una aventura que tuvo mientras militó en las Chivas.

Su nueva anécdota tiene que ver con Ricardo Peláez y Manuel Sol, compañeros con los que coincidió en Verde Valle. En una plática con el exportero del Atlante, Félix Fernández, el Matador contó  la vez que le jugaron una broma al ahora director deportivo del Rebaño Sagrado.

El Rey del TikTok recordó que después de una doble sesión, Manolo y él se sentaron a descansar en una sala de la casa club, pero mientras estaban recostados les cayó encima varios de papel que Peláez les echó.

“Estábamos nosotros descansando en el gimnasio, el gimnasio se dividía por una pared que no estaba hasta el techo, del otro lado había una sala para dormir, ver videos y todo eso, ahí estábamos El Matador y Manolo Sol, acostados después de una charla, nos quedamos a entrenar doble, cuando estamos acostados nos caen un chingo de papeles, pero papeles de baño. Vemos hacia la ventana y vemos corriendo a Ricardo Peláez”, contó el exjugador del LA Galaxy.

Ante esta travesura, Manuel y el Matador buscaron “venganza”. A sabiendas de que Ricardo siempre llegaba temprano a los entrenamientos para pasar rápido al baño, un día pasó algo inesperado.

“Se mete Peláez al baño, se lleva su periódico, vemos que la puerta está atrancada, cerrada, y volteamos hacia abajo, había una partecita de la puerta al piso y por ahí pasaba el cohete, un cañón, Manolo le prende, el cohete se va hacia adentro, se escucha un parloteo de peródicos”, relató.

Luis concluyó la historia con el enojo que Peláez: “Nosotros cagados de risa en el vestidor, como a los dos minutos entra Ricardo al vestidor pero rojo, enojado, encabronado y decía: ‘¡esto no se va a quedar así!‘”.

Y por si te lo perdiste:

Fuente

Publicidad