Luis Hernández contó cómo fue secuestrado en la CDMX

Al Matador le robaron todo lo que traía consigo y lo dejaron en Iztapalapa
Hernández tiene toda clase de anécdotas | Fuente: Getty

Bien dicen que el karma le llega a cualquiera. Un secuestro y un robo fueron el de Luis Hernández luego de hacerle una pesada broma a Ricardo Peláez.

Leer más: Esta es la mente maestra tras los divertidos TikToks del Matador.

El ahora director deportivo de las Chivas fue anfitrión de una fiesta en su etapa como jugador, a la que asistieron sus compañeros del Necaxa, El Matador y Manuel Sol.

Luego de la noche de diversión, estos dos le quitaron unos patos de una colección para ponérselos al día siguiente en su locker. Hernández fue el encargado de guardarlos, sin embargo, los perdió al llegar a la casa que habitaba en la CDMX.

Y es que el exdelantero fue encañonado en Satélite apenas se bajó de su camioneta. Lo subieron en la parte de atrás con los ojos vendados y tras 20 minutos comenzó “a cotorrear con ellos”, pero eso no evitó que lo despojaran de todo lo que traía consigo, incluidos los patos de Peláez.

“Les di mis tarjetas, fueron a sacar dinero, después me llevaron a una casa. El chiste es que me robaron la camioneta, unas cámaras que habíamos comprado, pero lo más lamentable es que también nos robaron los pinches patos”, contó Hernández en una entrevista con Félix Fernández.

Luego de dejarlo tirado en Iztapalapa, los maleantes le dieron 100 pesos para el taxi. Gracias a eso pudo llegar al hotel de concentración para pasar la noche y al día siguiente hacer la denuncia.

Luis Hernández se disculpó con Peláez por lo sucedido, a lo que él sin pena les contestó: “Qué bueno hijos de su pinche madre, eso les pasa por ojetes”.

Y por si te lo perdiste, dale clic al siguiente video para conocer a los equipos que militarán en la nueva Liga de Expansión

Fuente