Lionel Messi se va gratis del Barcelona; no tiene cláusula de rescisión

La Pulga tiene la opción de romper el contrato que tiene con la escuadra culé sin tener que soltar un solo peso
Fuente: @BlazquezFont (twitter)

La cosa se pone buena en torno al tema Lionel Messi y el Barcelona. Es prácticamente un hecho que el futbolista argentino no seguirá con el cuadro catalán para la próxima temporada, pero como ya se dijo anteriormente, La Pulga desea salir bien del club que le dio todo.

Lee más: Se acabó: Messi no volverá a los entrenamientos y Barcelona despide a abogados

A raíz de esto, Josep Maria Bartomeu, presidente de la institución culé, no piensa dejar salir gratis a su mejor elemento, por ello solicitan que se pague la cláusula de rescisión estipulada de 700 millones de euros. Pero ahora salió que Leo no está obligado a pagar ese dinero.

De acuerdo con información de El Larguero de la Cadena SER, el delantero sudamericano de 33 años cuenta con un apartado en su contrato que lo salva de tener que pagar esa cantidad de dinero, siempre y cuando la fecha de la ruptura fuese su última temporada. Y en este caso así lo es.

En 2017, Messi firmó su última renovación con la que ampliaba su vinculación con los blaugranas para las siguiente tres campañas, más una opcional (desde 2016/2017 hasta 2019/2020; la 2020/2021 es la opcional. Si Lio rompía su convencio antes de esta temporada que viene estaba obligado a pagar la cláusula de 700 millones, pero en estas instancias la opción desapareció y eso quiere decir que se puede marchar gratis.

Fuente: Twitter

La cláusula ya no es aplicable y aún así el futbolista buscar salir bajo los mejores términos, dejando un poco de dinero a las arcas del Barcelona, pero los altos mandos confían en llevar el caso a los tribunales y ganar.

Bajo esto se manejan dos escenarios: el primero es el que ya hizo el atleta. Mandó un burofax para comunicar su deseo de marcharse. Lionel aseguró que la finalización del contrato es tras su eliminación de la Champions League y no el 10 de junio que está establecido como fecha límite. Este conflicto se decidiría vía legal.

El siguiente escenario es el de romper el acuerdo contractual sin abonar los 700 MDD que exige el equipo azulgrana. La defensa del Barca se basaría en que el jugador rompió el convenio por causa no justificada. Esto también sería llevado a los tribunales y Messi debería abonar, en caso de perder, una multa que para nada ronda con la cantidad estratosférica que solicita su aún club.

En el peor de los casos, los clués podrían quedarse sin un peso por la salida del mejor jugador de toda su historia.

Y por si te lo perdiste:

Fuente

Publicidad