¡Competencia para Lainez! Betis tiene un nuevo refuerzo

Diego Lainez no puede pensar que su lugar en el Betis está seguro, ya que el cuadro español ha contratado a Jesé.

Diego Lainez fue uno de los grandes fichajes en el futbol mexicano cuando salió rumbo al Betis de España. Sin embargo, el cuadro sevillano aún no terminaba con sus incorporaciones en el mercado invernal y acaba de confirmar lo que muchos consideran su verdadera bomba.

A través de sus redes sociales, el cuadro verdiblanco anunció con bombo y platillo el fichaje de Jesé. Sí, el exjugador del Real Madrid estará compartiendo vestuario con Lainez y Andrés Guardado.

De acuerdo a Marca, periódico español, el jugador español formará parte del Betis por lo que resta de temporada, ya que llega en calidad de cedido, por parte del Paris Saint-Germain, club que lo compró al Madrid por 25 millones de euros. La cesión de seis meses no obliga al cuadro bético a ejercer una opción de compra y la mayoría de su salario será cubierto por el PSG.

Según el medio mencionado, Jesé y el Betis comenzaron negociaciones desde semanas atrás, pero no fue hasta este día que pudieron confirmarlo. Villarreal, Real Sociedad y Valladolid fueron otros equipos españoles que estuvieron tras el fichaje del futbolista canario, pero el conjunto bético terminó convenciéndolo gracias a dos puntos fuertes: juega Europa League y de técnico está Quique Setién, quien ya lo tuvo bajo sus órdenes cuando fue prestado a Las Palmas en el primer semestre del 2017.

“¿Jesé? Si nos sale bien, podemos recuperar a un futbolista extraordinario“, fueron las palabras que Setién dedicó poco antes de que se hiciera oficial el fichaje, lo que demuestra el alta estima en que tiene al futbolista.

Jesé tiene la capacidad de moverse en distintas posiciones del ataque, aunque sus mejores momentos se le vieron como extremo, por lo que a Diego le representa una competencia directa, de un jugador con grandes capacidades y que Setién puede explotar de nuevo.

En plena proyección a sus 21 años con el Real Madrid, Jesé sufrió una rotura de ligamento cruzado en la rodilla derecha, en los Octavos de Final de la Champions League frente al Schalke 04. A partir de ese momento, el que fue considerado “el nuevo Cristiano Ronaldo”, no volvió a ser el mismo.

El PSG lo firmó en agosto de 2016 y tras seis meses lo cedió a Las Palmas. Regresó unos cuantos días y para la campaña 2017-2018 lo cedió al Stoke City, club en el que no pudo estar concentrado al 100 % por una enfermedad que atacó a su hijo recién nacido y por otros problemas familiares. Para la campaña 2018-2019, no logró a salir de nuevo a préstamo y el técnico del PSG, Thomas Tuchel, no lo consideró para ser parte del primer equipo, aunque en forma de reconocimiento por su cambio de pensar (contrato un entrenador y nutriólogo que lo ayudaron a bajar siete kilos), le dio unos minutos en un partido de Copa hace unos días.

Si Jesé despega en el Betis, el cuadro español tiene asegurado un buen jugador, aunque eso quizá no le convenga a Diego, quien deberá demostrar que es capaz de ganarse un lugar.

Publicidad