Todos recordamos a Juan Carlos Osorio como entrenador de la Selección Mexicana de Futbol, es querido u odiado por sus formas, pero esta nota hablará de otro tema. Resulta que la Federación Mexicana de Futbol (FMF), le jugó chueco al colombiano y por eso ahora le debe una cifra millonaria por impuestos al SAT.

Te recomendamos: ¡Se vuelve loco! Osorio le pega a un árbitro [VIDEO].

Juan Carlos Osorio arribó a México en el 2015, y se mantuvo hasta el 2019 al frente del equipo mexicano. Bueno, pues sorprendió que recientemente que el Servicio de Administración Tributaria (SAT) publico la lista de los morosos y aparece el nombre de Osorio, quien debe 15 millones de pesos.

La Volpe menospreció a Juan Carlos Osorio

En la lista de los 300 contribuyentes o personas físicas que omitieron el pago de impuestos por honorarios asimilados a salarios, 15 son personajes ligados al futbol mexicano. Juan Carlos Osorio es uno de ellos, pero también está José Luis Higuera y Walter Gargano que jugó con los Rayados del Monterrey.

02/07/2018, Juan Carlos Osorio, Selección Mexicana, triste

Sat y Juan Carlos Osorio

Según información de Récord, el tema es que cuando la Federación Mexicana de Futbol (FMF) firmó al entrenador colombiano lo hizo a través de una empresa outsourcing que tiene como domicilio fiscal Cancún, Quintana Roo. Dicha empresa se encargarían de pagar su salario y por supuesto de finiquitar todos los impuestos por los honorarios.

Este es un tema al que recurre la FMF, pues sabe que pueden perder mucho dinero cuando tienen que pagar indemnizaciones casi inmediatas por los ceses de entrenadores. Hablamos de cantidades fuertes cantidades de dinero, por lo que mejor contratan a una outsourcing que se haga cargo de los problemas económicos y ellos tengan que solucionar las indemnizaciones.

Pues ahora Juan Carlos Osorio está en serios problemas, pues tiene que hacer estos pagos. Pero podría enseñar sus recibos de pago para ver si las retenciones de pago que le hicieron no fueron falsas, pues la empresa debió hacer los pagos a Hacienda. Se puede hablar de una posible evasión fiscal por parte del outsourcing.

Otro tema que se tiene que tocar, es revisar de quienes son estas empresas, pues se habla que pueden ser amigos de los directivos de la FMF.

Te recomendamos: