El camino de la Selección de Costa Rica y la de México han estado muy ligadas en los últimos meses. Ambos combinados se quedaron sin técnico después del Mundial y entraron en un proceso para definir al nuevo entrenador. Curiosamente, nombres de algunos candidatos se relacionaron a los dos países, pero ha sido la selección centroamericana la que definió primero su futuro y sí, es un viejo conocido del futbol mexicano.

Matías Almeyda y Víctor Manuel Vucetich sonaron con relativa fuerza para llegar al conjunto tico, pero al final la Federación Costarricense de Futbol eligió a Gustavo Matosas como el técnico que quieren para el próximo proceso, en miras de llegar al Mundial de Qatar 2022.

Técnico mexicano tiene interés en dirigir a Costa Rica

De acuerdo a un comunicado lanzado por la organización rectora del futbol costarricense, en los próximos días, Matosas y la gente de pantalón largo para definir los detalles finales de su contrato, por lo que su llegada es prácticamente inminente. “Los miembros del Comité Ejecutivo de la Federación Costarricense de Fútbol (FEDEFUTBOL) acordaron iniciar la etapa final de negociaciones con el director técnico Gustavo Matosas”, así lo señaló la federación.

El comunicado da entender que los federativos ticos estuvieron en la búsqueda de técnico hasta los últimos días en México y Colombia, de donde recibieron informes, pero al final el uruguayo ganó la partida a otros seleccionadores, que no fueron revelados sus nombres.

Matías Almeyda tendría oferta de Concacaf y dejaría “plantado” a México

Matosas encontró su momento más exitoso mientras estuvo en México, gracias al bicampeonato con León, en el Apertura 2013 y Clausura 2014. En la Liga MX también pasó por Querétaro, América (campeón de la Concachampions en 2015) y Atlas.

Después de México, Gustavo tuvo sus oportunidades en Arabia Saudita, Paraguay y Argentina, país donde dirigió a su último club: Estudiantes de la Plata, aunque no logró el éxito deseado.

Ahora, el uruguayo toma una responsabilidad mayor y el propósito ideal es meter a Costa Rica al Mundial, así como sucedió en las últimas dos ediciones. ¿Podrá con la responsabilidad? La capacidad parece que la tiene.