Representante de Guillermo Ochoa, principal culpable de su “miseria”

Guillermo Ochoa ha estado en el radar de mucho equipos grandes, pero nunca ha logrado jugar en uno ¿Por? quizás su representante lo sepa...
(Ilustración Los Pleyers)

Cuantas veces no hemos leído acerca del interés de grandes equipos por Guillermo Ochoa, Napoli, Milan, Marsella, Roma, PSG, todos han tenido interés en fichar al guardameta mexicano, y a pesar de eso, nunca ha sido capaz de concretar su pase a alguno de ellos ya que no cuenta con un pasaporte de extracomunitario, mismo que su representante no ha podido conseguir en los 7 años que llevan en Europa.

Pasado tormentoso

La historia europea de Paco Memo comienza desde antes de que legara al Ajaccio, cuando estuvo muy cerca de firmar a préstamo con el Fulham y su fichaje se cayó por culpa de un periodista que al observarlo en el aeropuerto, tomó una fotografía e hizo publica la noticia, por lo que al filtrarse la información el conjunto inglés decidió cancelar la operación, en lo que significó la primera mala noticia (de muchas) para Ochoa en su carrera.

“Fuimos a Londres y durante el transcurso del vuelo se supo el tema, que estaba viajando a Inglaterra. Cuando llegamos, se sabía la situación y se complicó bastante el tema. Después las negociaciones ya no fueron en el club, tuvieron que ser por fuera; al final se cayó el tema porque no llegamos a un acuerdo y me tocó esperar”, explicó el jugador en una entrevista a Marca Claro.

Meses después Memo tuvo su primera gran oportunidad cuando gente del PSG lo buscó para llegar al conjunto parisino (antes de la inversión árabe). El acuerdo estaba cerrado, pero el tema del clembuterol en el que el guardameta fue acusado de dopaje dio como resultado que la operación se cayera, y pese a que tiempo después el TAS exoneró al nacido en Guadalajara de las acusaciones en su contra, los del principado jamás volvieron a contactarlo.

Su llegada a Europa

Tras esos dos episodios, la aventura europea de Guillermo Ochoa comenzó en el verano de 2011, cuando se hizo oficial su contratación con el humilde Ajaccio de Francia, lo que lo convirtió en el primer portero mexicano en emigrar a Europa y dejar de laso la comodidad de estar como estrella en México, para salir a ganarse un nombre en un país en donde a penas lo conocían.

Desde su llegada a tierras europeas, el portero de 33 años luchó durante tres años con una plantilla limitada y un equipo de aspiraciones muy bajas por evitar el descenso, sin embargo previo al Mundial de Brasil 2014, se consumó el descenso del equipo y el mexicano quedaría libre al final de temporada pues su contrato finalizaba ese verano, por lo que la Copa del Mundo resultaba una ventana importantísima para él.

(Getty Images)

Después de firmar una gran actuación con la Selección Mexicana, Ochoa terminó en tierras Malagueñas, en donde llegaba con el cartel para ser el arquero titular del equipo, sin embargo, la poca pretemporada y sus malas actuaciones en los partidos amistosos terminaron por colocarlo como la segunda opción del equipo en el arco. Tras dos años de casi nula actividad, se fue cedido al granada, equipo en el que disputó su último año de contrato en España, que lo catapultó al futbol de Bélgica con el Standard de Lieja.

El maldito pasaporte

Guillermo Ochoa cumplió ya con todos los requisitos para convertirse en ciudadano europeo y de esta forma no contar como un extranjero, y aún así, sigue sin tener el pasaporte que lo acredite como tal. ¿Por qué si ya cumplió con todo, aún no cuenta con los papeles? Pues según publica el diario Record en la columna de El Francotirador, la respuesta es muy sencilla: Jorge Berlanga, su representante no ha sido capaz de conseguirlo.

(Twitter)

Y es que mucho se había hablado de que la digitalización de los trámites en España había ocasionado en 2017que se resolvieran un 78 por ciento menos de solicitudes que el año anterior, según información de el diario El País.

Al parecer la cuestión está en que a Berlanga le faltaron contactos en Europa para poder agilizar el trámite y esto derivó en que Memo no tuviera el pasaporte listo este mercado de fichajes y limitara sus oportunidades de emigrar hacia un equipo más importante, que fue exactamente lo que sucedió con el caso del Napoli.

Publicidad