¿Quieres recibir notificaciones de nuestro sitio web?

Futbolista colombiano sufre balacera después de partido

El defensa Juan Sebastián Quintero, sufrió un atentado a bordo de se vehículo, se rumora que la agresión fue de aficionados.

Los ánimos pueden terminar bastante calientes después de un partido de futbol, en ocasiones los resultados no son los esperados y entonces perdemos la cabeza. Este fin de semana el jugador colombiano Juan Sebastián Quintero, sufrió un atentado cuando se dirigía a su casa después de haber tenido participación con su equipo el Deportivo Cali.

El domingo se jugó la última jornada de la Superliga de Colombia, la cual era de vital importancia, pues se definieron a los equipos que clasificaron a la fase final. Un partido de gran relevancia era el de Deportivo Cali contra el Deportivo Pasto, si los de Cali ganaban amarraban su pase, pero los resultados no fueron los esperados y provocó que su afición se molestara por la eliminación.

El equipo verde consiguió la victoria por mínima, pero una serie de resultados los dejó fuera. Tras la finalización del juego, el defensa del Deportivo CaliJuan Sebastián Quintero abandonó el estadio en su auto, pero dos sujetos a bordo de una motocicleta le pidieron detenerse, el futbolista observó el arma de fuego por lo que prefirió huir y los agresores dispararon en la puerta izquierda del auto.

El defensa corrió con mucha suerte al salir ileso del accidente, pruebas periciales indican que se salvó de suerte, pues las balas ingresaron en el lado que conducía.

El periódico local El País de Cali, consiguió una entrevista con el padre de Quintero, quien relató: “Le dispararon al carro en momentos en que Juan estaba con su hermano menor. La Sijín (policía colombiana) se puso al tanto de esta situación y después de revisar el carro de Juan, le dijeron que se había salvado de milagro”.

La policía investiga el caso, pero medios locales apuntan a que fue un ataque de los mismos aficionados conocidos como ultras, quienes no están contentos con los pésimos resultados del equipo en esta temporada.

También se han reportado amenazas de muerte a Nicolás Benedetti y Jeison Angulo, jugadores del Deportivo Cali. Después del atentado, el club lanzó un comunicado en donde rechazó cualquier acto de violencia y agradeció a la policía por hacerse cargo del caso.