Muchos futbolistas no dan paso sin huarache, es decir primero analizan la cantidad de dinero que tendrán como salario y después deciden si juegan o no con los equipos que lo requieren. Hay otros jugadores que son agradecidos y ayudan a los clubes que los debutaron como profesionales, caso de Jakub Blaszczykowski quien jugará gratis para el equipo de sus amores.

Blaszczykowski llega al Wolfsburgo

En diciembre pasado, Blaszczykowski terminó su contrato con el Wolfsburgo del futbol de Alemania y días después se le observó entrenando con el Wisla Cracovia de Polonia. Todo esto se debe a que el futbolista ahora jugará en el equipo de sus amores, pero no es todo llega a salvarlos y hacer un equipo fuerte para competiciones futuras.

El Pequeño Figo como se le apoda, regresa a Polonia como un salvador, pues el futbolista jugará gratis con el Wisla Cracovia y también prestará dinero al equipo para que puedan pagar los salarios de jugadores y empleados. Se trata de la segunda vez en 12 meses que presta dinero al club para que pueda solventar sus gastos, pero en esta ocasión se unió con un empresario para juntar un millón de euros y cederlo al equipo.

Desde hace unos días regresó a Polonia para entrenar, por lo que podrá estar listo para la vuelta de la liga en febrero próximo cuando el Wisla Cracovia enfrente a Ekstraklasa.

Hay que destacar que Jakub Blaszczykowski no fue formado en el Wisla, sino en KS Częstochowa, pero el primero fue el que le dio la oportunidad de debutar como profesional en la Primera División de Polonia. Tras dos años fue vendido al Borussia Dortmund donde vivió sus mejores años al hacer mancuerna con Robert Lewandowski.

Enrique Esqueda mete gol en su debut en Polonia

Blaszczykowski fue seleccionado nacional de su país e incluso jugó la Eurocopa de 2012 y 2016, fue convocado para jugar la Copa del Mundo de Rusia 2018.

Se trata de un gran gesto del jugador por el equipo de sus amores, quien anteriormente ya había apoyado a niños a través de su fundación “El gesto humano”, donde financiaba a niños de orfanatos con boletos para que fueran a ver los partidos del Wisla.