La Copa LGBT+, cuando la comunidad apuesta por el deporte

La Copa LGBT se realiza después de la marcha, para exigir los derechos desde el futbol.
La primera edición de la Copa LGBT+ en Azcapotzalco | Fuente: Milenio

Exigir los derechos por la preferencia sexual no es una manifestación exclusiva de las calles, pues la búsqueda por la diversidad sexual también ondea en las canchas.

Las mayores manifestaciones en contra de las leyes también se han dado en el deporte profesional, allí donde el reglamento dicta que las competencias se deben realizar en la rama varonil o femenil. México es un país machista y el futbol lo es más, pero si algo nos ha enseñado la comunidad LGBT+ es a persistir, insistir y no dejar de luchar.

Así inició la Copa LGBT+, la que tiene su sede en Azcapotzalco en la Ciudad de México y que ha impulsado a que equipos participen en torneos internacionales. Allí también hay héroes o referentes como la televisión los llama, pero hay muy poca exposición y el machismo impide que estos jugadores de futbol brillen en lo profesional.

El torneo surgió como una forma exigir los derechos de la comunidad, pero también para jugar al futbol sin estereotipos, con la gente que quieres y teniendo la posibilidad de participar en el plano internacional.

“Le pusimos Copa LGBT para dar visibilidad abiertamente y que muchos jugadores que están aquí son homoseaxuales, lesbianas, chicas trans que también están participando, pero también hay jugadores heterosexuales y no pasa nada que estemos conviviendo, jugando y practicando deporte, todo sanamente, ese es el mensaje que queremos dar”, dijo Alberto Monroy del equipo Divinas. 

Han pasado tres años desde aquel primer torneo donde, después de marchar y exigir por sus derechos, los inscritos acuden a jugar al Deportivo Reynosa, lugar que la delegación les ha prestado para organizar la competencia. En el 2018, Guadalajara fue sede del evento y el año pasado consiguieron el apoyo del Gobierno de la CDMX.

En 2019, la Copa LGBT incluyó futbol, baloncesto, voleibol, natación y atletismo; hubo medallas para los tres primeros lugares e incluso un trofeo de campeón. Parte del apoyo vino por la Secretaría de Turismo que lo incluyó en sus actividades de noviembre.

Aunque en México se conoce muy poco, la Copa LGBT ha tenido mucha importancia, tanto que el año pasado participaron 750 deportistas de la Ciudad de México y de 16 estados del país, así como representantes de Estados Unidos y Colombia. En la primera edición apenas se dieron cita 100 personas y para la segunda aumentaron a 300 competidores.

Lobos México es un equipo futbol de mucha tradición dentro de la comunidad, formado desde hace 16 años en las famosas “Retas de Chapultepec” en la CDMX y su talento los ha llevado a torneos internacionales en Bélgica, Estados Unidos, Argentina e Italia.

Lobos México | Foto: @LobosMexicoLGBT (Twitter)

El equipo de Lobos es el actual campeón de la Copa LGBT+ y en enero de 2020 participaron en el evento deportivo Sin City Classic 2020 que se llevó a cabo en Las Vegas, Nevada. Lamentablemente los campeones tuvieron que pedir dinero a los ciudadanos para poder salir del país, porque el único apoyo que tienen del gobierno de la CDMX es la prestación de una de las canchas en la Alcaldía Cuauhtémoc.  

El futbol mexicano es un terreno oscuro y machista, existen personas de la comunidad, pero deben callar sus preferencias sexuales por temor a perder su trabajo. Porque si quieres jugar futbol de manera profesional debes aceptar ser un héroe y dar una “buena imagen”. La Liga MX apoya en campañas LGBT, pero obliga jugadores y trabajadores de los equipos a vivir en el “clóset”.

Por si te lo perdiste, te recomendamos:

Fuente