Jugador del PSG protagoniza una de las peores fallas en la historia del futbol [Video]

La falla que acaba de protagonizar Eric Chuopo-Moting con el PSG fue increíble. Además le robó el gol a su compañero.

El futbol está lleno de momentos increíbles, muchos de ellos protagonizados por grandes goles de las leyendas absolutas del deporte. Sin embargo, así como hay anotaciones que parecen de otro mundo, también han existido fallas irreales, pero muy pocas -quizá ninguna- como la que se vio este fin de semana en Francia.

El Paris Saint-Germain tiene dentro de sus filas a futbolistas catalogados dentro de los mejores del orbe; sin embargo, ni ellos se salvan de cometer errores, pero lo que hizo Eric Maxim Choupo-Moting no tiene nombre y muy pocas veces se podrá ver algo igual.

¿Qué sucedió? El PSG se enfrentaba al Racing de Estrasburgo, en duelo correspondiente a la Jornada 31. El cuadro parisino tenía en sus manos coronarse con ocho fechas de antelación (tiene un partido menos) en la Ligue B pero dejó ir la oportunidad y gran parte de la culpa se le podría adjudicar a Choupo-Moting, después de detener el disparo de un compañero en la línea de gol y después no poder empujar el balón al fondo.

Cuando el partido se encontraba 1-1, Christopher Nkunku remató a portería con una vaselina que el guardameta alcanzó a rozar. El toque del portero no impidió que el esférico perdiera suficiente potencia y parecía que todo acabaría en gol, hasta que apareció Eric Maxim -compañero de Nkunku- para detener el balón, evitando lo que era un gol cantado. Por si fuera poco, Choupo-Moting no pudo hacer mucho más, ya que por la inercia que llevaba terminó colándose a la meta y la redonda le quedó muy lejos.

Sí, el camerunés evitó el tanto y no pudo meterlo él mismo. Ni viendo las imágenes 100 veces se puede entender lo que hizo Eric. Juzguen ustedes.

La acción es tan extraña que hasta invita a pensar que Eric no quiso que su compañero anotara, lo cual resultaría extraño, pues son del mismo equipo y ese gol ayudaba al PSG a coronarse como el mejor de Francia. O a lo mejor le cae mal.

Después esta acción, el Racing se fue al frente pero el PSG alcanzó a empatar el encuentro, aunque con eso no le alcanzó para proclamarse campeón, por lo que deberá esperar una semana más.

Publicidad