El mundo del futbol no ha podido salir de la sorpresa y consternación que ha provocado la desaparición del jugador Emiliano Sala. Durante las últimas horas, la información sobre lo sucedido con el futbolista argentino se ha ido sabiendo a cuenta gotas. De dónde salió, cuál era su punto de llegada, en qué parte pudo desaparecer y cómo van las labores de rescate son algunos de los detalles. Sin embargo, el último de ellos ha dejado pasmado a más de uno, ya que salió a la luz un audio en el que Emiliano parece que tuvo una especie de premonición sobre lo que le iba suceder.

Antes de partir de Nantes rumbo a Cardiff, el jugador argentino mandó un audio a un amigo a través de su celular, en el cual le mencionó que estaba muy cansado por lo que tuvo que hacer en la ciudad francesa antes de poder partir al Reino Unido:hermano estoy muerto. Estuve aquí en Nantes haciendo cosas, y cosas, y más cosas… y no termina nunca”.

Desaparece avión que transportaba a futbolista argentino

Momentos después de esas primeras palabras, el delantero dijo una frase que ahora tienen mucho sentido en relación a su accidente, “estoy aquí arriba del avión que parece que se está por caer a pedazos”, apuntó Emiliano, para agregar que “me estoy yendo para Cardiff que mañana por la tarde arrancamos a entrenar en el nuevo equipo, a ver qué pasa. ¿Cómo andan ustedes hermanitos, todo bien?”. Sin embargo, aún faltaba lo más impactante.

“Si en una hora y media no tienen novedades mías, no sé si van a mandar a alguien a buscarme porque no me van a encontrar, pero ya saben… papá qué miedo tengo”, esas fueron las últimas palabras que pronunció Emiliano Sala, en las que luce cansado pero en aparente calma, antes de que se diera a conocer la desaparición de la aeronave.

Hasta el momento las labores de búsqueda se mantienen suspendidas por el mal clima que permea el Canal de la Mancha, lugar en el que se dejó de tener comunicación con la avioneta.

Jóvenes futbolistas pierden la vida tras realizar visorías

Lamentablemente, las esperanzas por encontrar vivo al jugador y piloto son prácticamente nulas, pero se espera poder recuperar su cuerpo. Mientras tanto, en Nantes varios aficionados le han dejado muestras de cariño al que fue su delantero hasta hace unos días.

Un vuelo que debió ser de tres horas parece que ha terminado de la manera más trágica.