El caso Renato Ibarra: la responsabilidad de los medios de comunicación en la conducta del país

El regreso de Renato Ibarra y sus consecuencias sociales y mediáticas.
Renato Ibarra, jugador del América | Foto: Especial

Domingo 22 de agosto de 2021, cancha del Estadio Azteca, partido entre América vs. Tijuana. Al minuto 74, el conjunto azulcrema realiza un cambio: sale Henry Martín y entra ovacionado Renato Ibarra, el cual no jugaba con los de Coapa desde diciembre de 2019. En el tiempo de compensación, específicamente al 90+4, Ibarra anota el gol con el que las Águilas ganaban 2-0.

Todo eso puede ser el relato de una tarde normal de una acostumbrada victoria de local de las Águilas. Sin embargo, Renato Ibarra estuvo exiliado del equipo al ser protagonista de un episodio de violencia física y verbal en contra de su exesposa, por lo que su re-inclusión en el equipo trajo mucha polémica.

El regreso del futbolista ecuatoriano da mucho para analizar: al ser seres sumamente mediáticos, cada acción que hagan repercuten en la sociedad, por lo que el papel que tienen los medios de comunicación es vital para transmitir aquellas conductas. De la misma manera, la burbuja en la que viven los jugadores de fútbol nos ayuda a entender más el por qué de sus acciones y la importancia que tienen en un país como México, donde el fútbol “gobierna” y mueve los hilos de la nación en varias cuestiones.

Es importante, para todo análisis, tener el contexto de la situación; en el cual veremos el caso de Renato Ibarra, desmenuzando cada uno de los hechos que lo han hecho jugar de nuevo con la elástica azulcrema.

La agresión de Renato Ibarra

La noche del jueves 5 de marzo de 2020, Renato Ibarra fue detenido por presunta violencia física y verbal contra su pareja Lucely Chalá, la cual estaba embarazada. Tres días más tarde, un juez dictaminó prisión preventiva hacia el ecuatoriano, bajo los cargos de ‘Tentativa de Aborto y Feminicidio’; sin embargo, el 12 de marzo, le fueron retirado los cargos, para así obtener la suspensión condicional del proceso y en seis meses estar libre de cualquier cuestión legal.

Uno de los factores que ayudó a la liberación de Ibarra fue que Lucely declaró que “no recibió ninguna agresión por parte del futbolista”, por lo que solamente tenía que resarcir el daño con una suma económica, la cual no fue revelada.

A pesar de haber abandonado el Reclusorio Oriente de la Ciudad de México sin cargos, la directiva azulcrema lanzó un comunicado, anunciando la salida ‘definitiva’ del jugador.

El comunicado del América del 12 de marzo de 2020 | Foto: Club América

Préstamo a Atlas

América intentó de varias maneras desprenderse del jugador; sin embargo, su ficha era demasiado cara, por lo que rescindirle su contrato iba a ser perjudicial para las arcas del club. Debido a esto, la única solución era un préstamo, por lo que el 4 de julio de 2020 fue presentado con Atlas.

Con el equipo rojinegro, Ibarra demostró su calidad futbolística, marcando cuatro goles en los 29 cotejos que disputó. A pesar de que el Atlas lo quería, su alto precio le fue inaccesible económicamente, por lo que volvió con los de Coapa al acabarse su préstamo de un año.

Regreso al América: jugando gracias a las lesiones y presiones

Desde el inicio del Torneo Grita México BBVA AP 2021, América se había convertido en un hospital por todas las lesiones que han tenido, pero la que facilitó el regreso de Ibarra a las canchas con la playera del “ave” fue la del argentino Leonardo Suárez.

Es de conocimiento general que la Liga BBVA MX tiene un tope bastante amplio con respecto a los jugadores extranjeros que pueden estar en un equipo y ser registrados durante un torneo. Tras la lesión de Leo, América podía registrar otro jugador extranjero y optaron por darle una segunda oportunidad a Ibarra al ser del agrado de Santiago Solari, técnico azulcrema.

“Debido a la operación del jugador Leonardo Suárez, y el tener otros futbolistas lesionados, hace que el equipo se vea en la necesidad de reconfigurar su plantel. Dado lo anterior, se registrará a Renato Ibarra”.

“El jugador ecuatoriano ha solucionado sus problemas familiares. Su expareja e hijos le han acompañado a entrenamientos y partidos. Asimismo, ha sido capacitado en materia de equidad de género ante el Centro Especializado para la Erradicación de las Conductas Violentas Hacia las Mujeres (CECOVIM) del Gobierno de Jalisco”, informó el club mediante un comunicado.

Otra institución que presionaba para que el América pusiera a Ibarra en el campo de juego era la Federación Ecuatoriana de Fútbol (FEF), ya que el técnico, Gustavo Alfaro, lo considera vital para las aspiraciones de aquella Selección en las Eliminatorias Mundialistas hacia Qatar 2022.

Regreso triunfal

Tras no vestir la camiseta azulcrema en un partido oficial desde diciembre de 2019, Renato Ibarra ingresa de cambio al minuto 74, en sustitución de Henry Martín, siendo aclamado por las personas que se dieron cita en el Estadio Azteca.

En el ocaso del partido, el ecuatoriano metió el gol con el que el equipo sellaba la victoria, por lo que “30” realizó un regreso triunfal con la playera azulcrema.

Violencia mediática hacia las mujeres

Al día siguiente de la victoria americanista, varios medios de comunicación en sus primeras planas, enfatizaron el gol de Renato Ibarra como un regreso triunfal, olvidándose por completo de lo sucedido año y medio atrás. Otros medios, con doble sentido, burlándose de la situación de violencia hacia la mujer, aplicando el “olvido colectivo” para revalorizar al ecuatoriano de nuevo en el mercado, con cuestiones morbosas para vender diarios. En pocas palabras: todos ganan.

México, desgraciadamente, es uno de los países más violentos hacia las mujeres. Con datos del Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI), el 66.7% de las mujeres mayores de 18 años en el país han sufrido algún tipo de agresión física, psicológica o sexual; es decir 66 de cada 100 mujeres.

Portadas con el regreso de Renato Ibarra | Foto: Especial

Al ver las portadas que diarios como “Cancha” y “Pásala”, lanzaron, haciendo alusión al acto de violencia que Renato Ibarra ejerció, no es otra prueba de la violencia mediática que las mujeres sufren con esta acción; “demostrando” que puedes haber tenido episodios de violencia, pero que a tu regreso, la gente te va a aplaudir, siendo así los medios un cómplice para que se genere más violencia, dando el mensaje que habrá “borrón y cuenta nueva” y que lo hecho queda impune y olvidado.

¿Qué es violencia mediática?

Según la Ley General de Acceso de las Mujeres a una Vida Libre de Violencia, la violencia mediática es todo acto a través de cualquier medio de comunicación que, entre otras cosas, haga apología de la violencia contra las mujeres y las niñas de manera directa o indirecta.

Citando directamente la ley mencionada con anterioridad, en sus artículo 38, fracción VIII y 41, fracción XVIII, establecen que:

CAPÍTULO II
DEL PROGRAMA INTEGRAL PARA PREVENIR, ATENDER, SANCIONAR Y ERRADICAR LA VIOLENCIA CONTRA LAS MUJERES

ARTÍCULO 38.- El Programa contendrá las acciones con perspectiva de género para:

XVIII. Vigilar que los medios de comunicación no fomenten la violencia contra las mujeres y que favorezcan la erradicación de todos los tipos de violencia, para fortalecer el respeto a los derechos humanos y la dignidad de las mujeres;

ARTÍCULO 41. Son facultades y obligaciones de la Federación:

XVIII. Vigilar que los medios de comunicación no promuevan imágenes estereotipadas de mujeres y hombres, y eliminen patrones de conducta generadores de violencia;

De la misma manera, en el artículo 42 de la misma legislación establece lo siguiente:

ARTÍCULO 42. Corresponde a la Secretaría de Gobernación:

  1. Vigilar y promover directrices para que los medios de comunicación favorezcan la erradicación de todos los tipos de violencia y se fortalezca la dignidad y el respeto hacia las mujeres;XI. Sancionar conforme a la ley a los medios de comunicación que no cumplan con lo estipulado en la fracción anterior;

Todos somos cómplices

Está claro que el caso Renato Ibarra, al realizar una presunta violencia familiar se le va a condenar toda la vida; sin embargo, al comprar ese tipo de diarios, consumir ese tipo de contenido y olvidar las acciones violentas, se va a seguir fomentando que este ciclo vicioso sin fin siga creciendo, llegando a más amplias consecuencias.

También es importante recalcar que como hombres -escribiendo esta nota desde esa posición-, darnos cuenta de las acciones que hemos tenido, esto con la finalidad de ir rompiendo esa violencia que directamente o indirectamente generamos, mucha de esa influenciada por medios de comunicación, como lo que hicieron las portadas puestas con anterioridad, haciendo burla de un episodio de violencia hacia la mujer, eso que sufren millones de mexicanas.

¿Qué opinas del regreso de Renato Ibarra al América y lo que causa mediáticamente?

***

Encuentra el mejor contenido de Los Pleyers en nuestro canal de YouTube.

Publicidad